La inteligencia artificial (IA) sorprende con la creación de sistemas específicos para pronosticar las condiciones meteorológicas en tiempo récord. Esta realiza predicciones climáticas utilizando modelos complejos que combinan datos históricos, observaciones en tiempo real, algoritmos meteorológicos y análisis de patrones climáticos.

Alphabet, la empresa matriz de Google, ha creado un sistema del tamaño de una computadora personal que opera con la inteligencia artificial de DeepMind.

Este dispositivo utiliza GraphCast, un sistema capaz de predecir el clima mundial en los próximos 10 días en tan solo un minuto.

A pesar de las expectativas optimistas, un experimento reciente ha demostrado que su eficacia es comparable o superior a la de los dispositivos meteorológicos más avanzados disponibles en la actualidad.

GraphCast se destaca entre otros sistemas similares al basarse en datos climáticos históricos, especialmente en los del ECMWF desde 1979. Gracias a este entrenamiento, solo requiere información sobre las condiciones climáticas previas seis horas atrás y las actuales para generar un pronóstico en menos de un minuto, anticipando cómo será el clima en las próximas seis horas.

La inteligencia artificial supera la supervisión humana en el 99,7% de las variables analizadas usando una máquina similar a un ordenador personal llamada TPU en el sistema GraphCast.