Los datos muestran al cáncer de próstata como el segundo cáncer más común del mundo y el primero en los hombres; aunque es una enfermedad frecuente no presenta síntomas, por ende, su no descubrimiento a tiempo causó la muerte de 3846 en Colombia en 2020.

Actualmente existen exámenes y chequeos de tamizaje que pueden detectar a tiempo el cáncer de próstata, para esto se recomienda que a partir de los 40 años, los hombres asistan a una visita regular con el medico urologo, quien es el encargado de realizar los diferentes exámenes.

Los mitos por este tipo de cáncer no disipan y por eso el Dr. Juan Camilo Ospina, jefe de urología de la Clínica del Country y
Clínica La Colina, explicó que:

    1. La cirugía de cáncer de próstata y la fertilidad: “al tener que extirpar la próstata, las vesículas seminales y muchas veces los ganglios linfáticos pélvicos, el paciente queda sin fertilidad para curar la enfermedad”.
    2. Cáncer de próstata y obesidad: «el sobrepeso sí es un factor importante ante un posible cáncer de próstata, especialmente el cáncer de próstata agresivo. Es recomendable mantener una buena alimentación, disminuyendo el consumo de alimentos grasos, bajar de peso y realizar ejercicio».
    3. Cirugía de cáncer de próstata y ejercicio: “es indispensable para el paciente tener una clase funcional buena, hacer ejercicio óptimo que le ayude a la recuperación, porque estos son procedimientos que pueden tener efectos secundarios y es fundamental implementar el ejercicio físico lo más pronto posible”.
    4. Desempeño sexual después del tumor: «el caso de un tumor benigno, generalmente, no se ve afectado el desempeño sexual,»
    5. Desempeño sexual si el cáncer es maligno: «el caso de la patología maligna, durante y después de la cirugía los nervios y vasos sanguíneos de la erección que se ubican a los lados de la próstata se pueden ver perjudicados, a pesar de esto, una adecuada técnica quirúrgica con terapia de rehabilitación, medicamentos e inyecciones se espera pueda volver a retomar el flujo sanguíneo y la comunicación nerviosa que permite las erecciones».