En 2017 la banca colombiana perdió alrededor de seis millones de dólares por ataques cibernéticos lo que representa el 5% de pérdidas a nivel mundial, 27.338 fueron los ataques detectados en lo corrido del año y frente al último trimestre se registraron 6.196 asaltos. Cinco de cada seis ciberdelitos en la región se dan por la suplantación de usuarios o vulnerabilidad en aplicaciones. Las entidades financieras han estado desprotegidas por la facilidad que encuentran los delincuentes para robar los datos de los usuarios.

En el marco de la Convención Bancaria que se realiza cada año con el propósito de generar nuevas ideas para fortalecer el sector, NEC de Colombia presentará su más reciente solución multibiométrica (FIDO) que permitirá generar el más alto nivel de seguridad en las transacciones que realicen los usuarios, Diva King gerente de cuenta Enterprice de NEC de Colombia indicó “creemos que esta solución va a ser la mano derecha de las entidades bancarias en el país, ya que a través de ella, los usuarios realizarán operaciones donde las contraseñas dejarán de ser alfanuméricas y se convertirán en el rostro, huella dactilar o reconocimiento de iris; información a la que por supuesto será muy difícil acceder  porque viajará en la red convertida en una contraseña no visible”.

La desconfianza de los usuarios y el poco uso de las plataformas digitales se debe precisamente a los riesgos que sienten con estos servicios, ante esto, King indicó “queremos brindarle una experiencia positiva al cliente, y que se sienta seguro al realizar cualquier transacción”, según datos entregados por Fintechgración, solo en 2015 se realizaron 350 millones de transacciones en el país, con el uso biométrico se espera que a 2020, más de 3.000 millones de clientes utilicen la biometría para la seguridad de sus pagos en línea.

El desafío del sector bancario va más allá del uso de las tecnologías hacia el usuario, uno de sus retos principales está en el tratamiento de la información que viaja constantemente en la red, desde NEC se entendió esta necesidad, por ello cada año certifican la solución a través del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST) que evalúa los algoritmos en diferentes aspectos a nivel de reconocimiento facial para entregar confianza al sector ante el cumplimiento de la norma, además, existen otros organismos externos adscritos como la certificación FIDO  UAF  que permite prescindir del uso de contraseñas y utiliza la biometría facial como medio de autenticación para el acceso a las aplicaciones bancarias en dispositivos móviles. Esto garantizará un acceso ágil y seguro a los usuarios, ofreciendo un 100% de seguridad en la identificación de una persona y protegiendo contra posibles ataques por Phishing (robo de información)

Según Marshall McLuhan Para el año 2022 el 80% de los smartphones vendidos en todo el mundo tendrán capacidades de inteligencia artificial, abriendo la posibilidad de tener mayores transacciones en línea gracias a la tecnología avanzada que hoy NEC propone para la banca de forma fácil y segura donde opciones multibiométricas serán lo mejor para el usuario.

“En 2013 las funcionalidades biométricas que se podían usar a través de un smartphone eran del 3%, actualmente ya el 60% de los dispositivos tienen esta función lo que significa que varios bancos empezaran a implementar la solución entregando un nivel de seguridad biométrico y cibernético garantizado” concluyó.

En conclusión, se estima que para el 2020 se proteja alrededor de 5.6 billones de dólares a nivel de pagos, el mayor riesgo de un banco es que las contraseñas sean suplantables, por tal razón, estas nuevas propuestas tecnológicas ayudarán a evitar los fraudes electrónicos o el uso indebido de la información bancaria de los usuarios.