Un curioso suceso se apoderó de la atención de la prensa internacional y los internautas, este fin de semana, luego de que varios niños de un jardín escolar en la ciudad de Livonia (Míchigan, EE.UU.) ingirieran (por accidente) tequila en la hora del receso.

La confusión de los menores, según ‘Fox Detroit’, una de las niñas llevó en su bolso una botella de plástico de tequila José Cuervo premezclado’, de la cual bebieron dos de los menores, pensando que era jugo.

Una de las madres contó que “la niña que llevó la botella al jardín vertió el contenido en su taza, lo bebió y terminó diciéndole a mi hija qué es. Fue y le dijo a la maestra que había licor en esta taza y la maestra le puso una cara graciosa”.

Dominique Zanders, otra de las madres, dijo que la menor «se sintió mareada». Sin embargo, las madres no responsabilizan a la niña por llevar bebida al jardín, sino a los padres y el personal del centro educativo por permitir el hecho.

La institución anunció que la niña podría ser sancionada. Por otro lado, los padres fueron informados rápidamente tras el suceso.

Además agregaron en su comunicado que “si bien tratamos de vigilar todo lo que nuestros estudiantes traen a la escuela, eso simplemente no es posible”.

Concluyeron que “es desafortunado que este tipo de bebidas para adultos puedan confundirse fácilmente con bebidas aptas para niños”.