El domingo 18 de abril tendrá lugar la siguiente prueba del campeonato del Mundial de F1. Todo el circo viajará a Italia, concretamente al circuito de Enzo y Dino Ferrari para disputar el Gran Premio Emilia-Romaña. Tras la polémica victoria del británico Hamilton, al que no se le tuvo en cuenta que hubiera hecho trazadas diferentes fuera de pista durante el Gran Premio de Shakir, se le vuelve a colocar como favorito. Pero ¿está tan claro su liderato durante esta temporada? Parece que las carreras de 2021 van a presentar un abanico algo más abierto y que Mercedes lo puede tener más complicado.

Las novedades para este 2021 en la F1

Hay algunas novedades interesantes para esta temporada. Por ejemplo, el presupuesto está limitado a 145 millones por equipo, que será su techo de gasto. Igualmente, en el apartado técnico, el peso de los monoplazas aumenta, como mínimo, hasta los 749 kilos. El sistema DAS desarrollado por Mercedes queda prohibido y hay cambios en el fondo plano, en el difusor y en los aletines. Todo esto con el fin de reducir los niveles de carga aerodinámica para ayudar a los neumáticos a obtener un mejor agarre. El suministrador único para todos los equipos es Pirelli.

El Gran Premio Emilia-Romaña

Las apuestas están en todo lo alto, y hacerlo con los códigos para Ecuador puede ser una ventaja. Este Gran Premio atraerá a todos los italianos y seguidores del equipo Ferrari, a pesar de no ser su circuito fetiche de Monza. El equipo rojo tiene este año a dos pilotos jóvenes, pero que prometen dar una temporada guerrera. Charles Leclerc y Carlos Sainz forman el combinado que guiarán al Ferrari SF21, y que fue presentado en Maranello el 10 de marzo de este año. Ambos pilotos tienen como objetivo brillar a buena altura, el campeonato sería una quimera. Pero se trata de sumar todos los puntos posibles, plantar guerra a Mercedes y Red Bull, ganar alguna carrera y dejar al fabricante a buena altura.

El trazado da mucho juego a los pilotos, ya que se trata de un circuito que combina rectas largas con curvas muy lentas, y en el que tradicionalmente se han producido buenos piques. Cabe recordar el final de infarto en el año 2005, donde Fernando Alonso y Michael Schumacher dieron unas vueltas finales que quedaron para la historia. Este circuito deja siempre un gran sabor de boca a los aficionados a la F1, y su mera presencia hace ya generar expectación. Prácticamente 5 kilómetros de longitud y 61 vueltas darán un veredicto.

¿Cómo se presenta el Gran Premio Emilia-Romaña?

Al ser la segunda prueba, todavía no se pueden lanzar muchos pronósticos. Queda claro que los equipos fuertes, Mercedes, Red Bull y Ferrari van a presentar sus mejores cartas. El equipo Mercedes puede que no dé tanto combate este año, ya que las normas introducidas por la FIA van a conseguir igualar lo máximo posible a los equipos. Se trataría de evitar, en la medida de lo posible, que Mercedes vuelva a dar un recital como al que nos tiene acostumbrados durante ya demasiadas temporadas.

Ferrari se puede decir que juega en casa, lo que es un aliciente para el equipo y los pilotos. Contarán con ese plus de motivación que supone verse correr como en casa. Quizás este Gran Premio pueda servir de motivación para llevarse un buen puñado de puntos y luchar por el podio, que este año estará más abierto que nunca. El resto de los equipos destaca con la sorpresa de Alpha Tauri, que hizo una enorme carrera en Shakir. También es obvio que hay mucha expectación con el regreso de Fernando Alonso al gran circo, tras 2 temporadas alejado de la F1. La pasada carrera demostró buenos detalles, aunque no posee un coche claramente ganador. Este año tratará de sumar la mayor cantidad de puntos posibles, afinar el coche para hacerlo competitivo durante la temporada y brillar a buena altura. Quizás el coche dé para lo que dé, pero en manos del asturiano pueden verse grandes cosas. Ya se sabe que a este piloto le vienen muy bien los escenarios complejos, como la lluvia o las carreras que tienen ese plus añadido de dificultad.

Este año hay una buena cantidad de pilotos jóvenes, destacando el hijo del kaiser, Mick, que corre en el mismo equipo que el ruso Mazepin. Sobre este piloto existen muchas dudas sobre su nivel de competencia, ya que provocó un accidente en la primera curva de la primera carrera y debe aprender mucho. El japonés Tsunoda es otra de las incorporaciones, hizo una gran carrera en el circuito de Baréin.

La carrera de este domingo estará muy abierta y los equipos seguirán mostrando sus fortalezas y debilidades. El espectáculo de la F1 seguirá proporcionando la misma pasión de siempre a sus aficionados.