En los últimos años, el crecimiento de las carreras que se definen cómo creativas ha permitido que la demanda de estudiantes sea bastante alta hasta el punto de que cada vez es más común encontrar programas de este tipo para abrirse paso en el ámbito profesional.

Las carreras de diseño y de arquitectura son un claro ejemplo de programas con cierta tendencia internacional lo cual les permite ofrecer un campo de acción bastante amplio para los estudiantes que decidan incursionar en estas profesiones.

En un mundo globalizado, la internacionalización de la educación es fundamental ya que los enfoques amplios e inclusivos llevarán a que, quien lo desee, pueda desarrollarse profesionalmente en cualquier parte a nivel internacional con el fin de contribuir a la creación de un mercado laboral diverso y abierto. 

La carrera de diseño y la carrera de arquitectura cuentan con cierta ventaja para la internacionalización pues, son programas que tienen un enfoque diverso a excepción de algunas carreras cuyos enfoques son definitivamente locales. La mayoría de los  los programas universitarios y posgrados están en un proceso de cambio adaptándose a ciertas tendencias como las clases en distintos idiomas y homogeneización de ciertos contenidos que suelen ser los más representativos de otros países y gracias a esto, los estudiantes colombianos pueden salir con el fin de educarse en otro escenario a nivel mundial.

Esta nueva visión global de este tipo de carreras ha permitido que en Colombia se innove acerca de los programas, plan de estudios y una variedad de ofertas de cursos para los estudiantes. La universidad de los Andes ha sido precursora en estos cambios positivos para las carreras mencionadas ofreciendo a los interesados experiencias en el campo que permiten profundizar conocimientos en ciertas temáticas importantes para la profesión.

La carrera de arquitectura de la Universidad de los Andes se enfoca en formar profesionales con un compromiso ético con la sociedad y el medio ambiente; una sólida base conceptual, el dominio de los fundamentos y destrezas propias de la arquitectura y con una visión transformadora que les permite incidir con creatividad y pertinencia.

Al tener un gran campo de acción a nivel global, la arquitectura como carrera creativa se da el lujo de brindar cierta variedad en cursos de posgrados y maestrías debido a que se deben profundizar algunos conceptos claves si lo que se quiere es internacionalizarse en esta profesión.

La universidad de los Andes abre para los estudiantes que quieran profundizar en ciertos conocimientos de la arquitectura, dos maestrías de registro calificado, la maestría en arquitectura y la maestría en gestión estratégica de proyectos de arquitectura.

El programa de maestría en arquitectura busca que el estudiante adquiera las habilidades que le permitan formarse como investigador y creador de conocimiento, que tenga la capacidad de establecer nuevas conexiones, plantear interrogantes y respuestas innovadoras a situaciones problemáticas relativas a la arquitectura y la ciudad.

A los diez años de funcionamiento, la maestría en arquitectura decide iniciar su proceso de autoevaluación con el fin de alcanzar la acreditación de alta calidad del programa. Estos procesos de seguimiento y evaluación se constituyen como estrategias eficaces para entender la disciplina desde un enfoque interdisciplinar, que parte de la rigurosidad de la investigación y el desarrollo de pensamiento crítico sobre fenómenos que describen la realidad urbana y social.

Por su parte, la  maestría en gestión estratégica de proyectos de arquitectura busca que el estudiante desarrolle capacidades para proponer ideas que construyan valor y maneras alternativas de actuar en el campo de la arquitectura. El objetivo es materializar estas propuestas a partir de la gestión estratégica y la comprensión de las innovaciones de los diversos sectores.

Esta facultad de la universidad de los Andes se complementa con la carrera de diseño, la cual busca formar profesionales con visión interdisciplinaria, abiertos y atentos a las dinámicas sociales, culturales y tecnológicas de la contemporaneidad. Esto les permite desarrollar proyectos de diseño que transitan entre lo tangible e intangible y articular soluciones donde el ser humano es el centro.

El crecimiento de esta carrera es notorio ya que según la recopilación de registros del Sistema Nacional de Información de Educación Superior (SNIES) de la asociación colombiana Red Académica de Diseño (RAD), a junio de 2021 en Colombia existían 169 programas académicos en diseño .