Por Daniela Rincón

Según la DIAN más de 150.000 empresas en Colombia deben implementar el proceso de facturación electrónica antes de que culmine este 2019.

Adriana Monroy, gerente general de Andes SCD

Las empresas de los diferentes sectores de la economía nacional están implementando procesos significativos de trasformación digital debido a las nuevas tendencias del mercado y de la implementación obligatoria de la facturación electrónica, es por ello que se hace fundamental incluir en esta fase la firma digital como elemento que garantiza la integridad, autenticidad y no repudio de la facturación electrónica, con el fin de contribuir a la sostenibilidad empresarial y facilitar procesos internos en las compañías. 

Durante Andicom, el congreso internacional de TIC, que comenzó este miércoles en Cartagena, ANDES hizo su muestra comercial participando mediante un stand con un equipo de soporte en áreas técnicas jurídicas y comerciales con toda la disposición de presentar su modelo de negocio la integridad y cómo se integran con los procesos críticos de sus clientes, desde ese punto de vista dan a conocer a la gente esa seguridad de trámites en línea a partir del apalancamiento de una entidad de certificación abierta como lo es ANDES.

“Aquí en ANDICOM nosotros traemos diferentes soluciones en torno a temas de transformación digital estamos muy enfocados hacia el tema de seguridad con firmas y certificados digitales, vamos mucho más en torno a la administración de procesos críticos con opción de herramientas como portafirmas o estampas cronológicas que son herramientas que nos garantizan todo el proceso de trazabilidad de un trámite y cuidar de sus momentos de firmados con toda la validez y el soporte que requiere este tipo de trámites” afirma Adriana Monroy, gerente general de Andes SCD en entrevista con El Bolivarense.

ANDES es la autoridad de Certificación Digital Abierta autorizada en Colombia, que provee servicios de certificación digital y soluciones integrales, garantizando validez jurídica, seguridad, integridad y no repudio.

“Es como si fuéramos la notaría para los trámites digitales. En este momento uno de los procesos y de los trámites de mayor relevancia para la nación gira en torno a la implementación de facturación electrónica, vista esta como uno de los proyectos insignias de la DIAN en donde todas las empresas están obligadas a presentar su facturación electrónica digital en línea, esta factura debe nutrirse en un proceso de firma digital para garantizar que la información que se está presentando es fidedigna, pero que además está siendo realizada por la persona autorizada por las empresas”

La firma digital es una tecnología que permite integrar la identidad del firmante con el documento electrónico, acreditando que este asume como propia la información que está firmando. Adicional a eso, tiene la misma validez que la firma manuscrita, según lo estipula la ley 527 de 1999. Se diferencia de la firma electrónica, ya que ésta no tiene validez jurídica. Así mismo, Monroy señala que “los procesos de firma digital no es nada más que garantizar esa validez de identidad de las personas y de esta manera disminuir los riesgos de fraude por suplantación en cualquier proceso o trámite digital, nosotros como identidad abierta estamos obligados a garantizar que todo el análisis y el estudio que hacemos acerca de esas personas a quienes se les está otorgando un certificado de firma digital cuenten con toda la idoneidad para poder realizar este tipo de trámites en línea y así hacer que todos los procesos sean transparentes y en línea con todas las diferentes iniciativas de buen gobierno”.

Según DIAN, a finales de diciembre de 2019 más de 150.000 empresas en Colombia deben implementar la factura electrónica. Con base en el código de actividad, las principales seccionales están en las ciudades: Bogotá, Medellín, Bucaramanga y Barranquilla. Por su parte, Cartagena es una de las ciudades con más de 3.000 contribuyentes que deben empezar a facturar de forma digital a partir este año.

“Hemos contribuido en un 15% al proceso de migración a la cultura digital e iniciación de procesos de transformación digital de empresas del sector financiero y gobierno en el país, a través emisión de certificados de firma digital. Como garantes de seguridad, buscamos ofrecer soluciones con validez jurídica y evitando suplantaciones o posibles fraudes”, asegura Adriana Monroy.

No obstante, según la gerente general de ANDES para el 2020 serían casi 600.000 empresas las que están obligadas a presentar ante la DIAN facturación electrónica, siendo su responsabilidad en cumplimiento de un tema 100% nacional acompañar en la misión oportuna y adecuada de estos certificados para que todas estas personas ya sean naturales o jurídicas estén listas para que puedan presentar su firma digital. Además, su rol en el tema de facturación electrónica es facilitar la emisión de certificados de firma digitales que permitan a las empresas hacer todo su proceso de firmado previo a la presentación de una facturación electrónica ante la DIAN.

ANDES para llegar a la meta de las 600.000 empresas para el 2020, se encuentra en atención permanente de sus líneas de atención de callcenter están atendiendo de manera recurrente todas las solicitudes que se están haciendo para el certificado de firma digital, así mismo, tienen distintas campañas enfocadas en los diferentes nichos de mercado dependiendo de los tipos de sectores. A partir de campañas ANDES realiza el acompañamiento a estos sectores para suministrar la información necesaria para que se enteren de qué manera realizar su certificado de manera digital, para que de esta manera puedan cumplir de manera oportuna con las fechas que les tiene estipulado la DIAN para la emisión de facturación electrónica.