La fuerte lluvia de la tarde de ayer, que estuvo acompañada por fuertes vientos, ocasionaron la caída de árboles, postes de energía, entre otras afectaciones que provocaron la interrupción del servicio en distintos municipios y corregimientos. Uno de mis municipios afectados fue en la Línea, así como Cartagena.


Dentro de las localidades que se encuentran afectadas por el vendaval, y en donde Electricaribe sigue realizando trabajos para normalizar el servicio, se encuentran los cascos urbanos y rurales de los municipios de San Estanislao, Soplaviento y Arjona.

La empresa ha concentrado toda su operativa y equipo técnico en la atención de estos daños y la ejecución de podas para retirar las ramas que cayeron sobre la red eléctrica.