El Gobierno Distrital resolvió la crisis presentada por deuda a 770 trabajadores, entre docentes y personal administrativo de la Secretaría de Educación, quienes no recibieron el pago correspondiente al salario del mes de diciembre del 2019.

La secretaria de educación Olga Acosta, encontró que los registros presupuestales y las planillas no fueron enviadas a tiempo a la oficina de Tesorería Distrital, por ello no se autorizaron los pagos antes de fin de año.

Ante esta situación, el alcalde William Dau se puso al frente, rápidamente encargó a las personas que se encuentran en los cargos requeridos en la Secretaría de Hacienda; y junto al titular de esta dependencia, Dewin Pérez, creó un comité para la expedición de la resolución de cuentas por pagar para hacer efectivo el pago.

Los presidentes de los sindicatos distritales y departamentales de educadores, en cabeza de Doris Pérez y Pedro Herrera, respectivamente, estuvieron al tanto de la situación y trabajaron mancomunadamente con las Secretarías de Educación y Hacienda para lograr el pago de docentes y de personal administrativo.

“El que no garanticemos el mínimo vital de los maestros y administrativos es gravísimo. Creemos que el maestro y todo trabajador debe tener su pago a tiempo”, puntualizó la secretaria de educación, Olga Acosta.