Los cardenales se quitaron la ‘espinita’ del partido de ida después de haber tenido dos goles muy bien anulados gracias al VAR y una jugada dudosa dentro del área chica sobre Wilson Morelo y dejan al Deportivo Cali en el camino con un global 3-2.

El primer tanto del partido llegaría sobre el minuto 15’ tras una pena máxima ejecutada por Wilson Morelo, acción pitada 4 minutos antes. El lapso de tiempo se dio por una demora en la toma de la decisión por parte de los encargados del VAR. En la jugada se vio claramente cómo el brazo izquierdo de Camilo Vargas, arquero de los Azucareros, enganchó el pie del delantero cardenal, éste, al sentir el contacto se deja caer y se válida la acción. Morelo remató fuerte hacia el palo derecho para colocar el global 1-2 para los visitantes.

El Cali quedó con secuelas tras el gol. Dos minutos le bastaron a los albirojos para ampliar la diferencia a 0-2 a los 17’, un pase errado en el medio campo le dió la oportunidad a Diego Guastavino para robar el balón dejando a Ezequiel Palomeque tras él en una carrera rápida, nada pudo hacer Vargas tras el remate cruzado del uruguayo.

Los azucareros descontarían en el 73’ con una excelente definición de Nicolás Benedetti con un disparo raso al palo izquierdo tras un pase desde el medio campo y dejar al defensa cardenal atrás con un sombrero en el área para nuevamente despertar la ilusión de poder ganar la seria pero fue algo que jamás se dio.

Los de Pelusso ahora están fuera de la Copa Suramericana con una nómina de una cifra con muchos ceros y fuera de los ocho de la Liga. Por otro lado, Santa Fe se encuentra a gusto con la presencia de Guillermo Sanguinetti tomando las riendas del conjunto bogotano en estos primeros meses. Dejó en octavos a Millonarios, posteriormente a Cali en cuartos y probablemente le tocará enfrentarse en semifinales al Junior de Barranquilla, equipo que tiene una ventaja de dos goles contra el equipo argentino, Defensa y Justicia.

Todo se puso a favor de los cardenales que llegarán con una buena cara al próximo partido para poder seguir avanzando en un sueño llamado copa sudamericana.

Por: Yeison Ramos.