¿Qué sido de la humanidad si no existieran las fotografías impresas? La fotografía desde los inicios de la humanidad ha buscado su forma para congelar momentos que han perdurado en la eternidad, ha luchado su lugar en una era en donde la fotografía digital empezó a dejar ocultos estos momentos y a ponerlos solo al alcance de quien tiene acceso a estos archivos digitales y ahí es cuando nos preguntamos, ¿entonces qué sentido tiene?

Desde extraer la esencia de las diferentes épocas de la historia, congelar momentos importantes, dejar evidencia para nuestras próximas generaciones, todo esto es el papel que cumple una simple fotografía impresa, que con el paso del tiempo está cobrando importancia nuevamente y volviendo a ocupar un lugar importante a la hora de ser herramienta para nuestros recuerdos.

No solo el deterioro, robo de cámaras, celulares e incluso algún error en el sistema, son algunos de los factores que ponen en riesgo el uso de las fotografías de manera digital, sino que cada vez se hace más necesario e importante tener exhibido de manera constante, a la vista de todos, en los espacios más importantes de nuestro hogar, de nuestras oficinas aquellas fotografías que evocan un momento que nos dio alegría, nos movió, nos unió y nos une hoy en día.

Según asegura Juan Carlos Aguilar, Gerente General de Photoprint ¨Para dar una cifra nada más, se calcula que se han podido tomar cuatrocientos billones de fotografías digitales en el mundo, a través de cámaras digitales, móviles con cámaras, y que se publican en internet una gran parte de ellas, esto hace que rápidamente esta foto que montaste en tus redes en cuestión de horas ya se convierte en pasado y las probabilidades para que alguien la vuelva a ver es muy baja¨.

Por su parte, ¨cada vez que vemos una foto que imprimimos, ya sea que la tengamos en un portarretratos, en un álbum, en un cuadro en la pared, inmediatamente nuestra mente y los sentidos nos llevan a revivir el momento, volvemos a sentir, a ver personas queridas, momentos únicos que no podemos dejar que se pierdan en el mundo digital¨ Juan Carlos Aguilar.

Algunos expertos manifiestan que la fotografía también tiene varios beneficios desde el punto de vista psicológico, argumentan que ver fotos de manera constante en casa y tenerlas a la vista, potencia las memorias positivas, ayuda a hacer frente a los momentos o etapas difíciles de la vida, para personas con antecedentes de problemas de salud mental es un apoyo muy positivo y para los niños, esto ayuda el hecho de crear lazos fuertes y lograr que se sientan parte de un grupo familiar. Mirar las fotografías aumenta sin duda la sensación de bienestar y ¿por qué querer tener este bienestar almacenado en un computador o en la memoria de nuestro celular?