Estados Unidos y la Otán rechazan las demandas de garantías de seguridad de Rusia, aseguró este jueves el viceministro de exteriores ruso Serguél Riabkov, quién descartó una pronta reanudación de las negociaciones con Occidente.

En ese sentido, al ser preguntado sobre las medidas de respuesta de Moscú, Riabkov no descartó el despliegue de infrastructura militar en Cuba y
Venezuela. «No quiero confirmar nada (…), ni descartar nada» señaló al recordar que la reacción rusa dependerá de las acciones de EE. UU. y sus aliados, aunque agregó que adoptar medidas militares no es lo quiere Moscú. «Los diplomáticos deben llegar a un acuerdo», aseguró.

Riabkov subrayó que «el principal problema es que EE. UU. y la Otán no están dispuestos hacer ninguna concesión de ninguna clase sobre las demandas clave sore la no ampliación de la organización trasatlántica, el despliegue de infrastructura de la
Alianza y su retorno a los límites de 1997».

Por otro lado, el líder opositor venezolano Juan Guaidó, quien es reconocido también como presidente interino de su país pro un centenar de países, se pronunció a través de Twitter señalando el peligro de la falta de soberanía del país vecino al respecto.