Un grupo de investigadores en Barranquilla comprobó que los enjuagues bucales que contenga D-limoneno son capaces de reducir en un 99,99 % la presencia del SARS-CoV-2 en la boca de las personas.

Los investigadores presentaron el producto de higiene oral «Xyntrus» con el componente D-limoneno bioencapsulado, el cual reduce la probabilidad de infección de bacterias, hongos, levaduras y otros virus como el coronavirus.

Aunque este componente no impide el ingreso de la COVID-19 al organismo, se confirmó que «inactiva» el virus.

La investigación

El proyecto nació de la necesidad de encontrar una manera de reducir el riesgo de contagio por COVID-19 al que se exponen los odontólogos en su labor diaria.

El odontólogo Enrique Jadad Bechara, radicado en Barranquilla, planteó la inquietud que dio inicio a la investigación.

«Yo leía era que el contagio del virus se podía dar por ojos, nariz y boca, y estudiando me di cuenta el grado de importancia que tiene la boca en este tema, así que empecé a buscar una solución para que no se incubara en esta zona», relató Jadad.

Motivado por esta preocupación, Jadad realizó una investigación que desencadenó la creación de un enjuague bucal con un desengrasante natural que inactivara la COVID-19.

El odontólogo contactó con Juan Ignacio Zagari, con el gerente del laboratorio argentino Brix Medical Science, para encabezar la búsqueda del componente. «Brix Medical Science patentó en Estados Unidos la EBE technology, una biotecnología que estabiliza biomoléculas complejas como el D-limoneno y aumenta su actividad de desengrasante».

La investigación estuvo a cargo del ingeniero bioquímico Mauricio Dobboletta y  dio como resultado el producto Xyntrus, «el primer y único bioenjuague oral del mundo.»