Con el cierre de una medida de satisfacción y el fortalecimiento de una medida de rehabilitación, se avanza en el cumplimiento del Plan Integral de Reparación Colectiva (PIRC) de San Basilio de Palenque, La Bonga, una población ubicada en el municipio de Mahates, Bolívar. 

La primera tiene que ver con la revitalización de los Kuagros como figura política ancestral del pueblo palenquero, con un énfasis en la enseñanza hacia los jóvenes para su preservación, como lo destaca Pedro Maestre Zúñiga, vocero de la comunidad de ToroSonrisa: “Es satisfactorio saber sobre la historia alrededor de los Kuagros. Nos complace participar en estos espacios y conocer que, antes, durante y después de ser un pueblo esclavizado, esta figura se mantuvo y se ha venido fortaleciendo con el trabajo realizado por el consejo comunitario de Ma- Kankamaná”. 

En esta medida de satisfacción, que tuvo dos encuentros entre noviembre de 2019 y julio de 2020 para su cumplimiento y cierre, participaron más de 120 personas de las comunidades de Torosonrisa, La Bonga, Catival, San Basilio de Palenque y La Pista. 

Otra de las acciones que avanza en este sujeto de reparación colectiva es una medida de rehabilitación del PIRC, que apunta al fortalecimiento de la Guardia Cimarrona como mecanismo ancestral de protección, justicia, gobernabilidad y control territorial. 

Con la entrega de dotaciones, por parte de la Unidad para las Víctimas, se restablecen los procesos organizativos y los derechos vulnerados a causa del conflicto de la guardia comunitaria ancestral. 

“Estamos alegres porque vamos a tener una dotación digna, para los 80 miembros que hacen parte de la Corporación Guardia Cimarrona del territorio ancestralmente negro palenquero”, expresó su director Segundo Casseres Reyes. 

Este sujeto de reparación colectiva tiene un avance significativo en su PIRC, destacando la entrega de la resolución de indemnización colectiva por un monto que supera los $300 millones, el fortalecimiento de organizaciones con la entrega de insumos, la entrega de herramientas agrícolas para proyectos productivos y la realización de acciones para la recuperación de la cultura y las costumbres ancestrales. 

“Gracias a la articulación con las entidades del SNARIV y de cooperación internacional, estas comunidades avanzan en su reparación integral. En el 2020 seguiremos con el acompañamiento concertando e implementando medidas”, manifestó la directora territorial de la Unidad en Bolívar y San Andrés, Miledy Galeano Paz.