La situación mundial debida al COVID-19 ha dejado un gran número de desempleados y ha dificultado el desempeño de otros. En países como el nuestro, en el que abunda el empleo informal, estos trabajadores también han reducido sus ingresos para seguir con las medidas sanitarias que ha impuesto el gobierno.

El panorama ha implicado una disminución abismal en los ingresos de la mayor parte de la población del país, a tal punto que se ha puesto en riesgo su economía familiar. En lugar de seguir este camino sin salida, muchos han optado por otras formas de generar ingresos que sean viables durante la pandemia.

Las apuestas deportivas como medio de ingreso

Una de estas nuevas formas ha sido la apuesta deportiva. Se trata de algo arriesgado porque nunca se sabe con exactitud cuál va a ser el resultado, pero es algo que ha servido como una solución temporal. Aún así, se han hallado formas de al menos incrementar las recompensas manteniendo o disminuyendo el mismo nivel de riesgo.

Si bien sigue siendo una modalidad de apuestas, y es imposible controlar los resultados porque hay muchos factores azarosos en juego, se pueden hacer predicciones basadas en el estudio de los equipos que van a participar en los eventos deportivos. Es por ello que este tipo de apuestas requiere estar constantemente al día con las noticias relacionadas y la historia de los equipos en cuestión.

El que vive de las apuestas deportivas tiene que investigar casi cada día sobre los deportes que le interesan. Hay páginas que recopilan toda la información sobre los juegos anteriores, lo que sirve como base para hacer predicciones, pero el jugador de apuestas experto tiene que hacer una investigación propia.

Por ejemplo, debe conocer sobre los entrenadores de los equipos, estrategias que se han implementado y que funcionan mejor contra otras, el estado actual de los jugadores, entre otros detalles. A mayor cantidad de información, más preciso se puede hacer un análisis, y así tener una apuesta más segura.

Corredores de apuestas extranjeros

Incluso con todo este estudio, sigue pareciendo demasiado complicado y arriesgado para los sitios de apuestas nacionales. Como consecuencia, los que apuestan han llegado a la conclusión de que deben recurrir a otros sitios cuya rentabilidad sea mayor. Los corredores de apuestas extranjeros han sido la respuesta estaban buscando.

Hay páginas web como bookmakerextranjeros.com que se dedican a recopilar información actualizada sobre diversos sitios de apuestas. Además, en esta página se realizan análisis basados en pruebas reales para determinar cuáles son los bookmakers para los usuarios.

Cabe destacar que esta página trabaja únicamente con sitios de apuestas que hayan obtenido licencias regulares del MGA de Malta o del gobierno de Curazao. La razón es que estas entidades otorgan licencias únicamente a casas de apuestas que cumplen con la normativa, lo que garantiza la seguridad de las transacciones y la privacidad de los datos de sus jugadores.

Los bookmakers extranjeros suelen dar cuotas más altas para los ganadores, lo que descarta casi de inmediato a los nacionales. El motivo es que los sitios extranjeros tienen una mayor afluencia de usuarios, por lo que sus ingresos son mayores, y las cuotas a repartir a los ganadores también.

Por otro lado, los depósitos mínimos para apostar suelen ser inferiores justamente porque más usuarios depositan, así que no hace falta ingresar tanto dinero por jugador para que las páginas funcionen. Esto permite arriesgar menos dinero, y así probar en diversos bookmakers hasta encontrar el más favorable para cada uno.

Además, el monto mínimo bajo por apuesta es bastante bajo. Esto funciona muy bien para las personas que no tienen tanto dinero para arriesgar, pero que desean conseguir algo de ingresos extra.

El conjunto de todos estos factores es lo que hace que las apuestas deportivas, especialmente en corredores extranjeros, sean viables como una fuente de ingreso alternativa que funciona bien durante la pandemia. Sin embargo, sigue siendo un riesgo.

¿Qué hace el gobierno en pro de los cesantes?

Ya hemos visto que su situación los obliga a tomar medidas riesgosas con la esperanza de conseguir dinero suficiente para subsistir. Unos prefieren exponerse al virus y a las penalizaciones de las autoridades, mientras que otros buscan fuentes alternativas de ingresos.

La realidad es que ningún gobierno está preparado para afrontar y apoyar a todos sus ciudadanos en una crisis como esta, nunca antes vista. Las primeras medidas sanitarias son tomadas en pro de la sociedad, aunque descuidan la economía particular de cada ciudadano.

Sin embargo, la caja de compensacion comfenalco cartagena anunció que va a dar un subsidio a cesantes para que puedan sobrellevar la emergencia. El monto total es de unos 13.000 millones de pesos, de los cuales se han ido entregando a varios grupos de cesantes por separado.

Su objetivo es, por ahora, entregar un subsidio equivalente a 2 salarios mínimos legales vigentes en mensualidades de 585.202 pesos durante 3 meses a 4.000 personas. Este anuncio ha significado un alivio económico significativo para todos a los que les han aprobado el subsidio.