Luego de que en las últimas dos semanas Cartagena se declarara en alerta sanitaria debido al aumento del 80% de la ocupación de camas hospitalarias, hoy 9 de julio, la directora del Departamento Administrativo Distrital de Salud (DADIS), Johana Bueno, manifestó que la demanda disminuyó al 75%, especialmente, en las camas de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

“Ésta es una variable que nos alienta a mantener los esfuerzos diarios y continuos que se vienen realizando. Llevamos a cabo estrategias de fondo como la expansión de la red hospitalaria mediante nuevas camas con la llegada, en los próximos días y a través del Ministerio de Salud y Protección Social, de 50 ventiladores adicionales que ya sabemos cómo y donde serán distribuidos y que se hará de manera estratégicamente en las 5 Instituciones Prestadoras de Salud (IPS), que con recursos y esfuerzos propios han adecuado sus instalaciones, precisamente en este esfuerzo de la ciudad de ampliar la red para la atención de la pandemia”, expresó la directora del DADIS.

El distrito invertirá recursos para la habilitación de 30 nuevas camas de Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) en el Hospital Universitario del Caribe (HUC), que deberán empezar a funcionar a finales del mes de julio.

La invención y estrategas que se están llevando a cabo, hacen parte de un Plan de Acción liderado y coordinado por el Distrito de Cartagena, que incluye el control total y absoluto de todas las camas, especialmente las de UCI.

La directora del DADIS asegura que la información diaria con respecto a la situación de la pandemia en la ciudad, es manejada directamente por el distrito y que con base en ella el Centro Regulador de Urgencias y Emergencias (CRUE) toma la decisión de dónde y hacia que lugar son remitidos los pacientes, independientemente de que la Institución Prestadora de Salud (IPS) tenga o no contrato con la Entidad Promotora de Salud (EPS) a la que está afiliado el paciente o de la cual es usuario.