Este martes se reveló en vivo las primeras imágenes a color y de alta resolución del universo visto a través del telescopio espacial James Webb monitoreado por la NASA.

El telescopio James Webb, el telescopio espacial más poderoso de la historia, nos trajo «la imagen más profunda de nuestro universo que jamás se haya tomado», según el administrador de la NASA, Bill Nelson.

Se trata de una imagen infrarroja del universo distante en la que se aprecian por primera vez galaxias distantes y cúmulos de estrellas nunca se han visto antes.

La imagen se compone de fotografías captadas en diferentes longitudes de onda de luz durante un total de 12.5 horas. En ella se muestra el cúmulo de galaxias tal como apareció hace 4.600 millones de años.

«Estas imágenes muestran el poder de Webb en la búsqueda de señales de vida y habitabilidad en otros mundos. Su extrema sensibilidad ayudará a los científicos a comprender algunas de las grandes preguntas sobre cómo y por qué se forman las estrellas, y traerá claridad a las estrellas y galaxias de una manera que nunca antes habíamos visto. Desde estrellas en formación hasta agujeros negros devoradores, este telescopio revelará todo esto y más», expresó Nelson.