El secretario del Interior y Convivencia Ciudadana, David Múnera Cavadía, hizo un fuerte llamado a los propietarios y administradores de establecimientos comerciales para que cumplan las normas y las medidas de bioseguridad, o de lo contrario sus locales serán cerrados.

El anuncio lo hizo durante un operativo de control realizado entre la noche del sábado y la madrugada del domingo, en el que se cerraron dos establecimientos de comercio, por no cumplir con las disposiciones adoptadas por el Distrito para prevenir y poner freno al Coronavirus en Cartagena.

“Se impusieron sanciones a dos establecimientos, uno al restaurante Agua de León, que se encontró, prácticamente  lleno de clientes, con sus puertas cerradas y con el aire acondicionado encendido, incumpliendo lo dispuesto para su reapertura y reactivación económica. Este recibió una suspensión de 10 días. El segundo fue el sitio de rumba, Eivissa, donde se encontraron más de 50 personas en un espacio muy reducido, sin tapabocas y violando todas las normas de bioseguridad, con una sanción de 5 días”, expresó el Secretario del Interior y Convivencia Ciudadana de Cartagena.

Por otra parte, se realizó control a los establecimientos de comercio nocturno en la Localidad Industrial y de la Bahía, especialmente en el barrio Los Caracoles, donde se inspeccionaron 9 negocios donde se verificaron las medidas de bioseguridad y de legalidad de los mismos. Se cerró el Estadero Corona en Villas de La Candelaria, por no cumplir con las medidas de seguridad y demás requerimientos de las autoridades para el normal funcionamiento de este tipo de comercio.

“Si no hay esa colaboración, sin esa responsabilidad será difícil controlar el aumento en el número de contagios”, reiteró Múnera Cavadía.

Ante la situación observada durante el operativo, el Secretario del Interior señaló que las medidas se mantendrán a lo largo y ancho de Cartagena y su zona rural.

“Establecimiento que encontremos violando la ley lo vamos a cerrar de manera inmediata. Aquí no podemos jugar con el virus de la COVID-19, venimos de una experiencia dolorosa con más de 550 muertos y 23 mil contagios. No podemos pensar que esto ya pasó, cuando sabemos que el virus todavía está rondando por todos los barrios de la ciudad”.

Es responsabilidad de la Administración hacer cumplir las normas y con estos operativos se tiene como objetivo cuidar la salud de los cartageneros y visitantes.

En el operativo participaron funcionarios de la Policía Metropolitana de Cartagena, Migración Colombia, Dadis, Bomberos, DATT, Espacio Público, bajo la coordinación de la Secretaría del Interior y Convivencia.