Edinson Faciolince Gómez, Politólogo.

¿Últimamente han notado cierto aumento desproporcional en los recibo de energía eléctrica?, quizás sea porque muchas personas se encuentran en teletrabajo y es normal que se produzcan estos incrementos, sin embargo es extraño que el elevado costo sobrevenga del último mes de agosto. Apropósito de este tema, la más reciente columna del Tiempo elaborada por el ex vicepresidente German Vargas Lleras, donde arremetió en contra de la Junta directiva de las Empresas Públicas de Medellín y sus más recientes actuaciones respecto a las millonarias contrataciones con irregularidades que han derivado en la intempestiva renuncia en bloque de la junta directiva de la empresa. Con relación al tema el ex candidato menciono “¿Dónde estaba el flamante gobierno corporativo cuando los pasivos de EPM se dispararon de 2,6 billones de pesos a 33,6 billones? ¿Cómo explicar que en esta compañía los pasivos crecen al 10 % anual mientras el patrimonio disminuye en 2 % anual? A este ritmo, ¿qué va a pasar en los próximos años con la llamada joya de la corona?

A todo esto debemos analizar cómo nos afecta estas millonarias pérdidas a los costeños, teniendo en cuenta que, Electricaribe, la cual se encuentra dentro del bloque Caribe Mar, el cual fue adquirido por el Grupo EPM para el correcto suministro de energía en Bolívar, Cesar, Córdoba y Sucre, seguramente tendrá en cuenta para efectos de tarifa, la inversión que debe hacer y las pérdidas de que habla el vicepresidente.  Respecto al tema de los pasivos de EPM expuestos por Vargas Lleras solo queda interpretar los efectos que ocasionara las pérdidas ante su más reciente adquisición, pues lo más seguro es que impactaran en las tarifas de energías de los usuarios de esta región y de esta forma recuperaran las millonarias pérdidas que se han generado en los últimos años.  ¿Será que ya se está vislumbrando la  inocultable estrategia de recuperación a través del exagerado incremento del valor de la energía en esta época de Pandemia en la región Caribe? y es que Electricaribe puede ser un salvavidas para rescatar los pasivos generados, pues así lo establece la revista Dinero, con la compra de Caribe Mar, “el Grupo EPM aumentará su tajada de mercado en el negocio de distribución y comercialización de energía eléctrica de 23% a 35% aproximadamente. Así se convertirá en uno de los actores más importantes en materia energética del país”.

¿Será que nos tocará a los costeños pagar los errores cometidos por EPM y el gobierno corporativo del cual habla el ex vicepresidente?, ¿continuará la horrible noche? O ¿veremos la luz ante el cambio de operador eléctrico? Es hora de pensar en energías renovables como la solar fotovoltaica o la eólica con beneficios para la región caribe y no continuar bajo la tiranía de grupos económicos con intereses particulares.