Entre los años 2007 y 2022, el sufrimiento y el miedo se apoderaron de la ciudad. No eran amigos ni cómplices, pero los tres participaron en 21 homicidios.

Darwin Guerrero Puello, alias ‘Chino Yaki’, murió en el 2021 a manos de una turba, poco después de balear a la que sería su última víctima.

Wilfrido Pedroza Pacheco, alias ‘el Tuerto’, está condenado a 38 años de prisión por dos de los 11 homicidios que cometió; y Leider Miranda Valdez, alias ‘el Bola’, se enfrenta a un proceso judicial tras participar en un triple homicidio en Nuevo Paraíso, en el mes de marzo del año pasado.

Los tres empezaron a utilizar armas desde la adolescencia, cambiaron sus estudios por las balas. Empezaron a atracar y a asesinar personas, ganándose el lugar de los tres delincuentes más peligrosos en Cartagena en los últimos 20 años.

El primero en darse a conocer en “el bajo mundo del hampa” fue el ‘Chino Yaki’ a sus 17 años, cuando asesinó a los esposos Gian Batista Traverso y Maurizia Ascoli, frente al parque Apolo al intentar robarles una cámara.

Dos semanas después fue capturado y enviado al Centro Educativo El Redentor Religioso en Bogotá, de donde escapó a los pocos meses. Desde ese momento, empezó a verse envuelto en incontables riñas, atracos y homicidios, siendo capturado el 20 de noviembre del 2008 por el Juez Quinto Penal de Cartagena, quien lo condenó a 19 años de cárcel.

Al cumplir con su sentencia, salió de la cárcel pero continuó con sus andanzas, involucrándose en asesinatos, atracos y riñas, muriendo el 23 de agosto del 2021 en San José de Los Campanos, cuando fue acuchillado y golpeado por una turba tras balear a su última víctima, con apenas 31 años y un largo historial delictivo.

El segundo en darse a conocer fue Wilfrido Pedroza, ‘el Tuerto’. Entre agosto de 2009 y julio de 2010 participó en 11 homicidios en Cartagena, siendo condenado a 38 años de prisión por dos de esos asesinatos. Con apenas 23 años, fue señalado en su época como sicario de la banda ‘los Paisas’ y uno de los 20 más buscados en Bolívar.

Su historial delictivo fue más corto, su apodo ‘El Tuerto’, se lo “ganó” por perder un ojo en una pelea callejera en 2007, y también participó en incontables riñas y homicidios.

Leider Miranda, alias ‘el Bola’, también tiene un historial delictivo amplio, fue capturado dos veces en 2019 por participar en varios asesinatos y atracos en Cartagena.

‘el Bola’ quedó en libertad en el 2020, cuando volvieron a saber de él en Nuevo Paraíso, donde participó en un triple crimen.

El 29 de marzo de este año, tanto ‘el Bola’ como su cómplice, Ángel Miguel Pomares Castro, más conocido como ‘Angelito’, fueron enviados a la cárcel tras ser cobijados con medida de aseguramiento por un juez de Garantías.