Colombia recorre un camino que puede llevarlo a liderar el mercado del cannabis medicinal, haciéndole sombra a la todo poderosa Canadá. Este potencial económico ha despertado el interés de sus ciudadanos que van descubriendo los beneficios del CBD a la salud de los consumidores

El mercado del Cannabis se abre paso rápidamente en Colombia, sus beneficios a la economía nacional comienzan a ser evidentes, y sus efectos positivos sobre la salud también están sobradamente comprobados. Concretamente, en relación a los beneficios al organismo, es en el CBD donde se presenta los mayores descubrimientos.

El CBD es un producto extraído de la marihuana, generalmente en forma de aceite, con una enorme cantidad de consecuencias beneficiosas para las personas. Además, teniendo este origen, es completamente legal, ya que no contiene ningún elemento en su composición que produzca efectos psicoactivos. Tomar CBD no va a modificar en forma alguna la conducta ni la consciencia de las personas.

¿Qué es el cannabidiol?

Como ya se ha indicado, aunque también se puede tomar en cápsulas, gominolas, en extractos o como líquido vaporizado, es en aceite su formato más habitual. El motivo es que es en este estado como resulta más eficaz el cannabidiol (sustancia química que produce la planta Cannabis sativa) para aliviar un mayor número de síntomas y enfermedades.

Aunque hasta el momento son más de 80 sustancias químicas las que pueden ser reconocidas bajo la etiqueta de cannabinoides, el CBD es la que se obtiene del cáñamo, con muy pequeñas cantidades de THC (Delta-9-tetrahidrocannabinol), que es el compuesto que afecta al cerebro humano.

Beneficios del CBD

Comprar CBD en los formatos habituales de forma comercial no contiene niveles de THC apreciables, por lo que toda su repercusión será únicamente positiva, con un elevado número de propiedades terapéuticas. El CBD se utiliza de forma habitual como analgésico, antiinflamatorio, anticonvulsionante, antioxidante, neuroprotector, anti – náusea, ansiolítico, antipsicótico, inmuno – modulador, reductor de la apetencia de adicciones por cocaína, alcohol o heroína…

Todos estos factores convierten al CBD en un excelente coadyuvante para los más variados tratamientos de enfermedades. Por otro lado, los dietistas también lo recomiendan como un excelente suplemento alimenticio, añadiéndolo a su larga lista de beneficios.

En este sentido, cabe destacar los siguientes como los más populares y recurrentes.

1.       Aumento de la energía

Por naturaleza, el organismo humano ya posee cannabinoides naturales que tienen una gran influencia en el entorno inmunológico y cerebral. Tomarlo afecta directamente sobre las emociones, el estado de ánimo, el aumento del apetito, el alivio del dolor… Y, además, tienen una repercusión importante en el mantenimiento del equilibrio energético de cuerpo. Con el aceite CBD, al actuar sobre estos receptores, se va a recuperar el mencionado equilibrio energético cuando se producen pérdidas por estrés, falta de sueño, dieta desbalanceada…

2.       Trastornos neurodegenerativos

Al igual que ocurre con la pérdida energética, el CBD también actúa muy positivamente restaurando los valores naturales del sistema nervioso, reequilibrándolo. Es, por este motivo, un excelente aliado como coadyuvante en enfermedades como la esclerosis, el Alzheimer o el Párkinson. Recientes estudios han demostrado que el consumo de cannabidiol reduce el daño que el cerebro ha recibido en patologías isquémicas y/o degenerativas. Está comprobado que este aceite tiene un efecto positivo en el aumento de la transmisión de los impulsos nerviosos, facilitando, además, la creación de neuronas nuevas. Por otro lado, cabe referenciar, en este sentido, que el cannabidiol también actúa como un importante antidepresivo.

3.       Trastornos del sueño y ansiedad

Los expertos aconsejan el consumo de CBD para aquellas personas que sufren casos graves de ansiedad, ya sea para cuando se está pasando por un trastorno obsesivo compulsivo, un ataque de pánico o se tienen síntomas de estrés postraumático. Del mismo modo, también debe recetarse, aunque los problemas sean menos graves, en casos de nerviosismo ante una situación puntual o ansiedad social. En cualquier caso, conseguirá reducir el insomnio, aumentando la disposición para alcanzar un sueño profundo y reparador.

4.       Para luchar contra la diabetes

Efectivamente, también para luchar contra la que ya tiene la consideración de pandemia del siglo XXI. Cuando el cuerpo es incapaz de utilizar la glucosa se producen efectos muy negativos en el organismo, algunos de ellos son la pérdida de visión, dolores neuropáticos o posibles daños en diferentes órganos. Con la aplicación del aceite CBD, se reduce notablemente el riesgo de padecer esta enfermedad. Si ya se está sufriendo, colaborará activamente en mantener equilibrados los niveles de insulina. Por otra parte, también actúa de forma activa para aliviar la neuropatía diabética.

5.       Más efectos sobre la salud

Otros beneficios que recibe aquel que decide hacer uso de este aceite es el de prevenir y reducir problemas cardiovasculares. Contribuyendo a reducir los dolores e inflamaciones, impedirá la llegada de infecciones bacterianas. Tendrá efectos positivos sobre enfermedades como la epilepsia, adicciones químicas, trastorno del espectro autista, enfermedades inflamatorias crónicas, psicosis, tumores y efectos del tratamiento por quimioterapia.

Cómo tomar CBD

En algunos casos no convendría tomar CBD, sobre todo en combinación con otros medicamentos como los anticoagulantes. Así mismo, hay que asegurarse que el CBD que se consuma esté regulado y posea el certificado de calidad, que solo tiendas especializadas como mylegaliza.com puede asegurar.

Por otro lado, la cantidad o dosis a tomar va a depender del grado de la afección. Existen tablas con indicaciones precisas en este sentido, que recomiendan las cantidades según peso y molestias. Aunque, ante la más mínima duda, lo mejor es recurrir al consejo y asesoramiento del especialista.