Por: Dina Bohorquez

La Procuraduría General de la Nación inhabilitó y sancionó al exgerente de la Empresa de Desarrollo Urbano de Bolívar, Augusto Enrique Mainero Román (2010-2012), y al Exalcalde de la localidad Histórica y del Caribe Norte de Cartagena, Mauricio Guillermo Betancourt Cardona (2012 – 2015).

Esta determinación se da a raíz de las irregularidades encontradas en la ejecución de un convenio que contemplaba la realización de 14 obras civiles por más de $1.500 millones, por lo tanto, el exgerente de EDURBE es destituido e inhabilitado por 17 años; y el exalcalde de la localidad Histórica y del Caribe Norte de Cartagena, por 15 años.

Al realizarse la investigación disciplinaria, por parte de la Procuraduría Provincial de Cartagena, se determinó que las obras contratadas, que incluían la construcción de andenes, pavimentación de vías y reparaciones a instalaciones de colegios en la localidad, siete quedaron inconclusas y las otras siete restantes, nunca se iniciaron. Sin embargo, la alcandía desembolsó el 97,5% de dinero, cerca de $1.300 millones para su realización.

El Ministerio Público, por su parte, encontró cuentas por pagar de $469 millones sin el respaldo en las cuentas bancarias del convenio, firmado por las dos entidades el 28 de junio de 2011. Es por esto, que el Ministerio Público considera que el exgerente de EDURBE, Mainero Román, desconoció con su actuación los principios de responsabilidad y eficacia en la función administrativa que desempeñaba, pues no invirtió de manera correcta el anticipo dado por la alcaldía, y ocasionó la suspensión de las obras.

Del mismo modo, el exalcalde de la localidad, Betancourt Cardona, no protegió los derechos de la entidad que representaba y no tomó las medidas judiciales y administrativas para exigir el cumplimiento de lo pactado. Lo que ocasionó, que el órgano de control considerara la conducta de los dos exfuncionarios como una falta gravísima a título de culpa gravísima.