Por Edinson Faciolince Gomez

Politólogo

Las últimas semanas en Colombia han sido catastróficas, diariamente vemos masacres de líderes sociales, sicariato contra civiles, desfalco del erario público, obras inconclusas, agresiones contra médicos, pero recientemente los hechos que se han robado la atención han sido los “procedimientos de la policía” los cuales han abusado de la autoridad acabando con la vida de un abogado de 48 años en Bogota.

Todos estos hechos han llevado a que cada vez se pierda más confianza en el Gobierno de turno, crece el inconformismo ciudadano demostrado en las recientes manifestaciones de rechazo en contra de las instituciones estatales, y no solo esto, el hecho indicador de la crisis institucional del país, fue expuesto en la encuesta internacional de la firma Edelman que hace más de 20 años mide asuntos relacionados con la credibilidad y reputación, según los resultados arrojados los Colombianos piensan que el sistema les ha fallado en un (64 por ciento) y consideran necesario recuperar el sentido de justicia en un (82) por ciento. esta firma entrevistó a 1.350 personas, de las cuales 200 forman parte de un sector calificado, compuesto por empresarios y líderes de opinión.

Y es que cada vez es más claro, las instituciones colombianas se están quedando rezagadas frente el crecimiento individual de los nuevos actores, quienes con la revolución de las tecnologías y la globalización están cada vez mejor capacitados  y cuentan con acceso total a la información con solo un clic, pues así lo plantea el Politólogo español Joan Subirats.En un escenario de creciente individualización, dónde los espacios y esferas de socialización son más frágiles y discontinuos, las políticas tradicionales tienen más dificultades de ser efectivas, puesto que su especialización y segmentación (en políticas sectoriales como salud, educación, vivienda, trabajo, servicios sociales,…), anteriormente quedaba compensada por la capacidad de articulación que ofrecía el trabajo, el entorno social o la familia”.

Con este cambio social en la ciudadanía es muy difícil que las instituciones tradicionales extractivas colombianas, acostumbradas al mismo modelo de gestión y formulación de políticas públicas, logre satisfacer estas nuevas demandas generadas por actores que buscan un cambio. Ante toda esta crisis institucional se debe renovar la forma de hacer política tradicional, se debe hablar de Gobernanza articulando a los múltiples y nuevos actores emergentes que buscan participar en el marco de la dinámica nacional, se deben integrar a través de la cooperación y formulación de políticas públicas, que se encaminen a los cambios sociales y  que logren satisfacer las necesidades de todos en el escenario nacional.