Por José Laguado

Coach futurista, Director de Smartfutures

Las posibilidades de la reactivación se resumen en dos frases: “¡Cuídate! ¡Cuídame!” y “No podemos parar, ¡de esto es que vivimos!” Saliendo estos días, y escuchando a empresarios y emprendedores cartageneros, me acordé de la metáfora de la vaca de Camilo Cruz y de cómo nuestra realidad no se transforma si no logramos transformar la forma en cómo nos relacionamos con la realidad.

Si no la conoces, el resumen de la historia como sigue. “Por una comunidad pobre pasaron un maestro y su aprendiz observando una casucha en particular, casi derrumbándose, donde vivían una familia de 10 personas con una preciada posesión: una vaca que cubría la mayor parte de las necesidades separándolos de la miseria total. El maestro, dispuesto a enseñarle a su aprendiz una importante lección, tomó la decisión de matar la vaca. El sorprendido y confrontado aprendiz replicó, Maestro, ¿pero qué has hecho? Ellos morirán de hambre sin la vaca. Se suponía que la muerte de la vaca habría de enorme impacto económico, emocional, una debacle familiar.

Un tiempo después el maestro y el joven aprendiz volvieron por la comunidad pensando qué habría sido de aquella familia cuya vaca falleció. Al pasar por el lugar donde quedaba la casucha observaron ahora una enorme casa, bonita, llena de vida, jardines coloridos. “¿Qué habría sido de aquella familia de la vaca?” se preguntó el joven aprendiz. Al tocar la puerta lo atiende la misma familia que tiempo atrás los recibió. Tanto el maestro como el aprendiz se apresuraron a preguntar qué había sucedido en este tiempo para que tanto cambiara en sus vidas. “Simple mis queridos amigos; cuando nos mataron la vaca hubo angustia, desespero, frustración, rabia. Sin embargo, decidimos luego de esa tragedia hacer algo para pasar de sobrevivir a vivir. Así que elegimos limpiar el terreno, preparar la tierra y sembrar vegetales y legumbres para alimentarnos y no morir de hambre; pronto, nos sobraban algunos así que decidimos venderlos en el mercado; al poco tiempo, pusimos nuestro propio lugar de venta y hoy tenemos tres en toda la comunidad” ¿Ustedes creen que la familia estaría en esta nueva realidad si aún tuviesen la vaca?

La moraleja de la historia para #LaCartagenaDelFuturo es la siguiente: “hay que sacrificar la vaca de lo que hemos vivido por tanto tiempo”. Si, si observas atentamente en la ciudad encontrarás que del turismo de playa es que hemos vivido; los carperos, de los alquileres de los paraguas, las sillas y la venta de algunas cosas es que han vivido; si vemos a los cocheros, de pasear las noches cartageneras con un evidente maltrato animal es que hemos vivido; de los robos y abusos en playa blanca es que hemos vivido; de las tarifas arbitrarias de los taxistas es que hemos vivido; del transporte ilegal objetando que no hay suficiente transporte de calidad a los barrios es que hemos vivido; de ser más vivos que todos es que hemos vivido; de la persecución política, la politiquería y los cacicazgos eternos es que hemos vivido.

¿Qué tal si sacrificamos esas “vacas” para inventar una nueva realidad para la ciudad? Ello implicará, literalmente, morir a viejas costumbres, a obsoletas maneras de pensar acerca del desarrollo territorial, a una arraigada cultura esclavista, a un marcado contexto de sobrevivencia. Al menos en #Smartfutures nos imaginamos una ciudad donde podamos vivir de nuevas experiencias turísticas apoyadas con tecnología; de las playas azules (todas) organizadas, con orden y sin abusos es que vivirán las nuevas generaciones de carperos; de la adecuada ejecución de los megaproyectos como la navegabilidad de caños, lagunas y ciénagas o el megacentro de convenciones es que podremos vivir formalizando oportunidades de empleo desde la construcción; de un ciudadano inteligente que logre tomar decisiones de forma autónoma e independiente es que podremos vivir una nueva cultura ciudadana. Si, de esto es que podremos vivir desde el futuro, de inventar una realidad donde todos somos protagonistas de la nueva historia.

@joseglaguado @smart_futures