El mundo está evolucionando enormemente en muchas cosas, incluyendo los métodos de pago. Te contamos todo lo que necesitas saber sobre ellos.

¿Qué ocurrirá con los métodos de pago en el 2022?

Actualmente, puedes utilizar distintos métodos de pago para diversas cosas. Por ejemplo, puedes encontrar el código promocional codere, es decir, vas a poder realizar tus pronósticos deportivos o los juegos, como la ruleta del casino, con el saldo que tengas disponible dentro de tu billetera.

Pues bien, una de las primeras cosas que veremos es que habrá más pago con el móvil y menos cantidad de efectivo. Esto es algo que se pudo ver en relación con la pandemia, donde las transacciones en papel se redujeron, debido a que las personas evitaron cualquier contacto con el virus.

De esta manera, se pudo ver que las fintech tuvieron un crecimiento del 20% interanual, con una compra online que subió en un 75% durante el confinamiento. Además, en el caso de Colombia, un estudio de Mastercard mencionó que el 67% de las compras en Colombia se realizaron con tarjeta, superando al efectivo por primera vez.

Esto generó la retirada de efectivo en un 68% durante noviembre del 2021, por lo que, tras el confinamiento, 3 de cada 4 colombianos están teniendo una mejor valoración de lo que ocurre en la banca digital. Esto significa que los usuarios pueden estar más interesados en la digitalización de todas las operaciones financieras.

El uso de los tokens y las criptomonedas

Pues bien, hay otra tendencia que debemos tener en cuenta: la tokenización. Más específicamente, todo lo que tiene que ver con las criptomonedas y los NFTs. Esto significa que cada vez más personas deciden invertir dinero en las criptomonedas, ya sea en Bitcoin, Ethereum, Cardano o distintas criptomonedas emergentes.

No obstante, también hacen esto con los NFTs, que son consideradas como “obras de arte digitales”. Es decir, las personas pueden adquirir los certificados de validación de distintos contenidos digitales, para que en un futuro el valor de esas mismas piezas pueda fluctuar y la inversión se vuelva rentable.

No obstante, en el futuro cercano no solamente hablaremos de inversión, sino también de capacidad de pago. Es decir, los usuarios van a poder hacer una transacción similar al efectivo, sin necesidad de rastreos por parte de instituciones centralizadas, pero a través de sistemas digitales.

Esto es lo que ocurrirá con el Bitcoin, gracias a la red Blockchain. Es decir, no hay manera de asegurar quién está detrás de cada operación relacionada con las criptomonedas. Esto permite que no haya ningún tipo de rastreo sobre los consumos asociados con las tarjetas de débito o crédito, algo que sí ocurre con los estados.

Entonces, cuando las criptomonedas se popularicen, no solamente se tratará de inversiones, sino que también se tratará de sistemas de pago. En cualquier caso, todo esto demuestra que el futuro de los pagos parece pasar por todo lo que sea de manera digital. ¡Esperamos que esta información te haya sido de ayuda!