La Institución Educativa San Felipe Neri tiene un grave deterioro en sus instalaciones y desde el 2017 fue anunciada su reconstrucción con más de 8.000 millones de pesos, pero los trabajo aún no inician.

Esta institución ubicada en el barrio Olaya, tiene en promedio 2.000 estudiantes, que junto con sus padres, profesores, y vecinos del sector, han alzado su voz de protesta por los constantes incumplimientos de la Administración Distrital.

Afirma el presidente del Sindicato Único de Educadores de Bolívar (SUDEB), Pedro Herrera, que “el futuro de la institución educativa es incierto, pues la Administración Distrital ha dicho que de los 8 mil millones de pesos, 5 mil millones de pesos, que hacen parte del ingreso corriente de libre destinación, no los tienen garantizados y que además están tramitando la licencia, si la adjudicación de la licitación se hizo hace muchos meses.

Además, cuenta Hernández que hay versiones encontradas dentro del distrito, pues “la Secretaria de Educación da un punto de vista, el Alcalde otra, y otra la Secretaría de Infraestructura, por eso solicitamos que se pongan de acuerdo, porque si no vemos pronto cumplimiento se realizaran grandes acciones de movilización y de protesta, para que el derecho a la educación sea garantizado“.

Cabe resaltar que esta institución educativa aún no ha terminado con su año académico y por tanto, todos los niños y jóvenes están corriendo riesgos.

Estudiantes manifestándose por las dificultades que enfrenta su institución