Cardique junto a la Alcaldía de Mahates y el consorcio Administración de Recurso Hídrico inician siembra de 500 árboles maderables y frutales en la ribera de Arroyo Grande.

Próximamente, y con el apoyo de Mahates Verde también se sembrarán árboles en algunos sitios usados como basureros satélites. El director de Cardique manifiesta que con este trabajo y el empleo de otras estrategias planean  seguir reforestando para conseguir un territorio resiliente y sostenible.

El funcionario precisó que la siembra continuará en los municipios de la jurisdicción haciendo un homenaje al medio ambiente para reducir los gases efecto invernadero. Además, que se hará seguimiento para mantener las especies durante seis meses.

Indicó que los árboles se siembran con una distancia de 3 metros. Afirma que es importante, pues los árboles darán sombra y frutos y ayudan a evitar la erosión en la ribera del arroyo en el que se realizó la protección con gaviones.

Irma Lucia Rodriguez, profesional ambiental del consorcio Administración de Recurso Hídrico, menciona que luego de la siembra se realiza el respectivo mantenimiento y cuidado de las especies, esto con el apoyo de la comunidad que ejerce como veeduría.

Igualmente, José Altahona, alcalde de Mahates, agregó que ‘con la siembra de los árboles se da inicio al embellecimiento de la ribera del Arroyo Grande’. Esto con el fin de tener en un futuro un sitio de encuentro para la ciudadanía. “Manifestamos nuestro agradecimiento a Cardique, no solo por la siembra de árboles, sino por la protección de las orillas del arroyo”, dijo.
Agregó que este fin de semana comienza la siembra de otros árboles en algunos sitios que la gente ha convertido en basureros satélites.

Con la reforestación de estos 500 árboles, Cardique ha sembrado en el 2020 más de 15.000 en la jurisdicción.