La Corporación Autónoma Regional del Canal del Dique (Cardique) brinda apoyo a 310 pequeños ganaderos del norte y centro de Bolívar con el proyecto Silvopastoril, que busca restablecer las coberturas forestales nativas asociadas a especies de pastos en más de 620 hectáreas.

El director de Cardique, Angelo Bacci Hernández, precisó que este proyecto, que se implementa por segunda vez, busca fortalecer al pequeño ganadero para que oriente sus actividades hacia procesos de ganadería sostenible.

Los 310 beneficiarios del proyecto Silvopastoril habitan en El Carmen, San Jacinto, San Juan, Santa Rosa, Villanueva, San Estanislao, Soplaviento, San Cristóbal y Arroyo Hondo.

Los pequeños ganaderos escogidos no pagarán nada, sólo tienen que recibir las capacitaciones para mejorar sus hatos.

“Los pequeños ganaderos se benefician con la mejora de dos hectáreas que se intervienen, en una hectárea se siembran pasturas mejoradas (Marandú y Tanzania), la implementación de un banco de proteínas con la entrega de 1248 árboles forrajeros (Leucaena, totumo y matarraton), los cuales aportarán en la alimentación más proteínas para el bienestar de los animales. En la otra hectárea se implementará el sistema Sillvopastoril con franjas forestales, dotándolos de pasturas y 500 árboles maderables de especies nativas de la región para aprovechamiento al futuro”, aseguró Bacci Hernández.

Los beneficiarios recibirán acompañamiento con unos ciclos de capacitación con la metodología escuelas de campo en las temáticas de buenas prácticas ganaderas, manejo e implementación de sistemas silvopastoriles y un componente de asociatividad.

“Nuestro objetivo es el mejoramiento del ganado y el repoblamiento de árboles contribuyendo con el medio ambiente e implementando una ganadería sostenibles. Además, el proyecto Silvopastoril contempla la mecanización de las dos hectáreas y entrega de material de aislamiento. El proyecto demora nueve meses donde se hace acompañamiento a los pequeños ganaderos”, recalcó el Director de Cardique.

Por su parte, Carlos Escobar, pequeño ganadero de San Cristóbal, asegura que el proyecto Silvopastoril es una “gran bendición”. “Hace años que no recibíamos un regalo tan grande y digo grande porque nos están regalando conocimiento para mejorar nuestra calidad de vida. Según nos comentan, el ganado mejorará su condición y tendrá comida en invierno y verano. Gracias Cardique por este apoyo”, expresó.