Barú está en la jugada’ es un proyecto dirigido a 525 niños, niñas y adolescentes de las comunidades de Ararca, Santa Ana y Barú, este lleva 7 meses en acción y tiene como objetivo desarrollar habilidades para la vida y fortalecer la salud de los mismos, a través del deporte con intencionalidad pedagógica.

La iniciativa está lidera por la Asociación Somos Barú, el Club Náutico Punta Iguana, Fundación Colombianitos, Fundación Hernán Echavarría Olózaga, Fundación Puerto Bahía, Fundación Santo Domingo y el Grupo Argos.

Ahora bien, por medio de juegos, deporte, enseñanzas y actividades psicopedagógicas, se busca que la comunidad infantil y juvenil de la Isla contrarresten los efectos negativos que ha dejado la pandemia en cuanto al sedentarismo, salud mental, problemáticas de convivencia y retroceso académico.

“Participar en el programa me ha enseñado a respetar a los demás, llamándolos por su nombre y escuchando sus ideas de manera respetuosa”, explicó Santiago Rodríguez, un niño de 11 años de la comunidad de Ararca.

Por su parte, Gladys Sanmiguel, directora ejecutiva de la Fundación Colombianitos expresó que, “como es de conocimiento público, la pandemia ha resaltado problemáticas sociales y educativas que hemos tenido como país. Una de las dificultades más marcadas en los niños de la Isla se relaciona con la debilidad en sus competencias de lectura, escritura y matemáticas, es por esto que, las actividades del componente pedagógico cobran un gran valor ya que han fortalecido dichas competencias en los participantes”.

Para el proyecto, incluir a los padres de familia es importante, por eso en el componente psicosocial se han realizado talleres y actividades lúdicas como ‘Rumba terapias’, en donde reciben herramientas para mejorar la convivencia en sus hogares, adquieren habilidades para controlar el estrés y las tensiones, mejoran la comunicación en sus familias y aumentan la percepción de riesgo del consumo de alcohol en menores de edad, promoviendo estrategias preventivas de esta y otras sustancias psicoactivas.

Asimismo, al ser un proyecto que también de se encamina a la salud, ‘Barú está en la jugada’, ha realizado jornadas de evaluación de tamizaje y peso para verificar en qué estado nutricional ingresaron los niños y las niñas al proyecto. Estas jornadas son complementadas por diferentes actividades como charlas y talleres con los padres y los menores, en las que se fomenta una alimentación balanceada y se promueven hábitos saludables.

De esta manera, ‘Barú está en la jugada’ sigue trabajando por crear más oportunidades para las comunidades de isla, formando a través del deporte a las nuevas generaciones.