Hace casi 2 semanas la policía de Nueva York publicó en redes sociales una historia muy conmovedora que a muchas personas les llamó la atención.

Se trata de una ternera que encontraron y rescataron en el distrito de Queens después de haber sido acorralada por un grupo de guardabosques en Flushing Meadows Corona Park, según ‘Daily Record’.

El animal aparentemente había huido de un matadero en la ciudad y su captura había generado mucho esfuerzo. La vaca fue llevada en un camión a cuarentena temporal en un refugio en Wantage.

La ternera de raza Hereford, tiene nueve meses y pesa 181 kilogramos. En medio de su cuarentena sólo podrá recibir visitas de humanos y escuchará a otros bovinos, pero no podrá estar en el mismo lugar de los otros.

Finalizado su confinamiento y con todas las pruebas médicas en orden, podrá reunirse con los otros 93 bovinos que habitan en el Centro de Rescate y Santuario de Animales de Skylands, así lo dio a conocer Mike Stura, director del refugio, a medios locales.

Los animales de este santuario fueron rescatados de mataderos, mercados, granjas en condiciones de abandono extremo o pésimas condiciones.

“No importa de dónde sean o de qué terribles circunstancias escapen, se les proporciona la atención veterinaria adecuada, los mejores alimentos, agua, un lugar seguro para vivir, comer y dormir, así como mucho amor las 24 horas”, aseguró Skylands en su sitio web.

Los movimientos animalistas y demás internautas se han alegrado por el final feliz de la ternera que fue bautizada como «Stacy».