La industria tecnológica es conocida mundialmente por ser de las mayores productoras de contaminación y utilización de los recursos del planeta, en los últimos años estos dos han sido de las principales preocupaciones de la generación que busca alternativas más amigables con la tierra.

La meta es encontrar una opción viable de la que se pueda obtener materia prima, de manera gradual, suficiente y cotizable. Sin embargo, muchos de estos elementos son críticamente escasos, entre ellos, el cobalto, el litio y las tierras raras.

Una de las alternativas que más suenan son los procesos de reciclaje ya que estos son, evidentemente, una fuente de abastecimiento de materias primas que podrían facilitar el suministro en países donde no se dispone de estos materiales. También se habría que analizar muy bien porqué esta opción abarca una serie de protocolos e implementación que a la larga costarían más.

Gracias a la implementación de una cultura de ahorro y eficiencia energética para muchas materias primas críticas la única solución pasa por implementar una minería también verde que permita la extracción de estos recursos cumpliendo estándares de calidad que garanticen la preservación y recuperación del medio ambiente. Para muchos elementos escasos la única solución es implementar una minería verde que permita la extracción de estos recursos, respetando estándares de calidad que garanticen la preservación y restauración del medio ambiente.