La Secretaría del Interior y Convivencia Ciudadana, realizo más de cien intervenciones a muelles, establecimientos de comercio, zona insular, playas y barrios de Cartagena, durante el pasado puente festivo en cumplimiento de las acciones ordenadas por alcalde, William Dau Chamat, de supervisar la implementación de las medidas de bioseguridad para combatir el contagio de la COVID–19, en la fase de aislamiento selectivo en la ciudad.

Previo a todo este control que se ejerció a lo largo y ancho del Distrito de Cartagena, el secretario del Interior y Convivencia Ciudadana, David Múnera Cavadía, se reunió con su equipo de trabajo para implementar las acciones a ejecutar durante el puente festivo.

“Se hizo un enorme trabajo al hacer presencia en todos los muelles de la ciudad, en las playas habilitadas (Playa Azul y Bocagrande). La finalidad era que todos, cartageneros y visitantes, pudieran disfrutar de un fin de semana con puente festivo con la mayor seguridad en la ciudad”, indicó.

El funcionario destacó la labor de todas las autoridades. “Fue un trabajo interinstitucional que nos dejó grandes enseñanzas para ponerlas en práctica en lo que resta del año y brindar una buena acogida a los visitantes y poder tener controlado el virus”, agregó Múnera Cavadía.

Operativos del puente festivo

El viernes se iniciaron los operativos con visitas a restaurantes, tiendas, bares y demás establecimientos de comercio en el corregimiento de La Boquilla. Así mismo, en los barrios Calamares y El Progreso y en el Centro Histórico de Cartagena.

Continuando el sábado con inspecciones en los muelles para verificar la salida de embarcaciones hacia la zona insular de Cartagena. Un grupo de autoridades, liderado por la Secretaría del Interior, visitó Tierrabomba con el fin de hacer un control a hoteles y hostales. Se visitaron cinco de estos lugares y se les hizo una serie de recomendaciones para cumplir con los protocolos de bioseguridad.

Adicionalmente, se hicieron controles en Playa Blanca, donde se devolvió turistas procedentes de varias zonas del país. Y por último se hicieron controles al punto de embarque detrás del Hospital Bocagrande a las embarcaciones.

En el Centro Histórico se realizaron operativos a cinco establecimientos, en el cual se cerró una pizzería en el barrio Getsemaní.

El domingo nuevamente continuaron los controles a muelles en la ciudad y la zona insular. Se mantuvo el control hacia Playa Blanca e intervinieron varios vehículos que transportan turistas con destino a esa zona de Cartagena, la cual no está habilitada para uso público.

Así mismo, el secretario del Interior, David Múnera, visitó el sector de playas habilitadas en Bocagrande (El Bony), donde dialogó con las autoridades encargadas de los controles para coordinar acciones que permitieran un buen uso de las playas.

En horas de la noche, las autoridades desarrollaron controles en el barrio El Zapatero. La finalidad era hacer presencia institucional en la zona.

El lunes festivo se realizaron controles en los muelles, en Tierrabomba, Playa Blanca, playas habilitadas y Centro Histórico.