Este jueves 15 de octubre, el juzgado 15 Penal Municipal Con Funciones de Conocimiento, llevará a cabo la audiencia concentrada por el delito de violencia intrafamiliar agravada, que involucra al médico veterinario cartagenero Andrés Felipe López Gaviria, por hechos de intolerancia ocurridos el pasado 14 de abril del presente año, en la que resultó gravemente herida su pareja sentimental, María Teresa León Estarita.

La señora María Teresa León Estarita fue atendida durante tres días en la Clínica La Nuestra, donde recibió toda la atención y le diagnosticaron, en su momento, fractura de piso de órbita derecha del ojo, hecho que fue corroborado por Medicina Legal en posterior valoración médica adelantada a la mujer víctima de violencia intrafamiliar.

“Es un caso que no está cerrado por la justicia ordinaria, la denuncia sigue vigente. Cartagena espera que se pronuncie la sentencia de este maltrato de violencia intrafamiliar que dejó con lesión permanente a María Teresa y que tengo entendido, será sometida a una cirugía por la pérdida parcial de su visión”, aseguró una fuente cercana a la familia León Estarita, quien pidió reserva de su nombre por seguridad.

La fuente afirmó, que la vida de María Teresa no volvió a ser igual, su comportamiento es diferente y de aquella mujer alegre y extrovertida no queda nada, “es un caso que dolió mucho en la comunidad, no queremos que más mujeres vivan este proceso de maltrato a la que fue sometida y lo que pedimos es que la justicia actúe en derecho y judicialice al señor López Gaviria”, subrayó la fuente.

De acuerdo con lo expresado por la fuente, el acto de maltrato se produjo porque María Teresa decide dejarlo por sus múltiples actos visibles de infidelidad, que lo convirtieron en arrogante y violento, con el único propósito de someterla a quedarse a su lado.

María Teresa es una víctima, con daño emocional reflejado en la disminución de su autoestima, lo cual le impide el pleno desarrollo de su personalidad. Actualmente no controla sus emociones y presenta comportamientos alejados de la realidad, entendiendo que se entregó por espacio de 5 años en alma vida y corazón a la relación.

El veterinario Andrés Felipe López Gaviria actualmente goza de total libertad, a la espera de resolver su situación jurídica.