En días recientes el portal web Ancol publicó un comunicado a nombre del Partido Comunista Clandestino Colombiano o PC3 y de la guerrilla FARC-EP titulado “Romper con los traidores y reconstruir el PCCC” en el cual un presunto sector disidente del acuerdo de paz condena la actitud “traidora y reformista” de la cúpula de las FARC encabezada por su antiguo comandante y hoy jefe de partido Rodrigo Londoño “Timochenko”.

“Las más de trescientas páginas que condensaron el acuerdo entre el gobierno y las FARC-EP titulado “Acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera” (Bogota D.C., Noviembre 24 de 2016), solo constituyeron un velo para ocultar las intenciones capituladoras de la camarilla de las FARC-EP” expresa el fuerte comunicado que condena a los excabecillas del grupo guerrillero por abandonar las armas, por dejar “desprotegidos” a los líderes sociales y a las luchas populares en las zonas donde operaba esta guerrilla y sobre todo por traicionar los ideales de los fundadores del grupo guerrillero

“El partido FARC nació torcido, no es fuerza revolucionaria ni alternativa para el pueblo explotado y oprimido”

Además del comunicado publicado por este portal web que publicaba documentos oficiales de la antigua guerrilla, ha habido una proliferación de fan pages en redes sociales que se pronuncian en la misma dirección y además invitan a reconstruir el Partido Comunista Clandestino, la antigua célula urbana de las FARC el “Movimiento Bolivariano” y a abandonar el partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común por considerarlo un partido reformista que propende por el “cretinismo parlamentario”.

Como si fuera poco, la posible fuga de pesos pesados del secretariado de las zonas de concentración; Alias Iván Márquez y Alias el Paisa de quienes se desconoce al día de hoy su paradero más el último mitin de encapuchados que decían ser miembros del Movimiento Bolivariano hacen creer que al interior de la ex guerrilla no solo existen divisiones por cuestiones económicas sino que también las hay por cuestiones políticas e ideológicas.