El Programa de Cultura Vial de Autopistas del Caribe, ha obtenido grandes avances en materia de generar espacios pedagógicos y formativos a usuarios y comunidad.

Este es el caso de Javier, quien enfatiza en el valor de la vida y sensibiliza sobre la importancia de la cultura vial como medida para protegerla.

Bajo estos dos principios, Javier se levanta todos los días para implementar el Programa de Cultura Vial, que tiene como propósito contribuir con la reducción de los índices de accidentalidad, es decir, salvar vidas por medio de la educación.

Javier es psicólogo de profesión. hace 27 años nació en Acacias, Meta, y actualmente se desempeña como Gestor Social de la Concesión Autopistas del Caribe. Todos los días, al finalizar la tarde, deja listas las tumbas hechas en cartón, las cajas de regalos, las imitaciones de los semáforos y demás elementos necesarios para desarrollar las actividades pensadas para la comunidad vecina.

Actividades lúdicas y pedagógicas que implementa Javier

Algunas de las actividades son realizadas sobre la vía y están dirigidas a motociclistas, conductores de vehículos, ciclistas y peatones, llevándoles mensajes escondidos detrás de diferentes elementos lúdicos. Uno de ellos es una caja de regalos que, al abrirla, tiene papeles con enunciados como “Si te pasara algo… ¿Qué sentiría tu familia?”, o “El regalo eres tú”. Posteriormente, les pregunta a los usuarios de la vía qué regalo darán. Un motociclista respondió en alguna ocasión lo siguiente: “yo regalo prudencia en la vía transitando siempre por la derecha”.

Otras actividades, las ejecuta en las instituciones educativas de municipios como Clemencia, Turbaco y Cartagena. El objetivo es el mismo: que los estudiantes reconozcan la importancia de la cultura vial para su seguridad y la de sus seres queridos. Para este segmento las actividades son diferentes. Se necesita de mayor dinamismo para lograr el objetivo con un público que, según Javier, es muy receptivo.

Una de las dinámicas es la del semáforo: el psicólogo organiza a los niños en el salón, cuando dice “rojo” deben detenerse, “amarillo” ubicarse en posición de salida y “verde” movilizarse. La velocidad en que va mencionando los colores aumenta con el paso del tiempo. Un juego que, además de sacarlos de la rutina, les deja un aprendizaje muy valioso.

Señales de transito y seguridad, base de la cultura vial

En su experiencia con  los niños y jóvenes de la región Caribe, Javier recalca la importancia del uso de la cebra, enseñándoles a cruzar de un lado al otro de la vía, adicionalmente, menciona los elementos de seguridad que se deben utilizar al transitar en moto o bicicleta, explica cuáles son los límites de velocidad y qué significan las señales de tránsito. Para Javier, es impresionante “como una pequeña señal de tránsito puede salvar una vida”.

Para Javier lo más gratificante de su trabajo, es recibir las muestras de cariño de los niños como símbolo de agradecimiento, cuenta que los niños cuando vuelven nuevamente a las instituciones educativas, escucha frases que le llenan el alma; “profe, mire que mi papá ya usa el casco”, o “mi papá ya me pone el cinturón”. Una prueba más de que no hay que tener capa para proteger a la comunidad.

Entre el 18 de febrero y el 24 de marzo de 2022, Autopistas del Caribe ha llevado a cabo 9 actividades de cultura vial en instituciones educativas de Luruaco, Arroyo de Piedra, Baranoa, Clemencia, Cartagena, entre otras, impactando a más de 600 estudiantes. La Concesión prioriza su compromiso con la vida de los usuarios y la comunidad, por lo que continuará generando estos espacios pedagógicos a lo largo del corredor vial y sus municipios aledaños.