A través de un comunicado de prensa, el senador Gustavo Petro pide a la Comisión de Ética del movimiento Colombia Humana que investiguen a Adelina Covo por intimidar a Blanca Urango Cardona, estudiante de la Universidad Jorge Tadeo Lozano.

¿Qué sucedió con la estudiante?

El 30 de agosto Blanca Urango, la estudiante de Comunicación Social de la Unitadeo seccional del Caribe, denunció ante la Fiscalía, la Fundación para la Libertad de Prensa (Flip) y ante los distintos medios de comunicación de Cartagena que la aspirante a la Alcaldía Adelina Covo y varios integrantes de su equipo de trabajo la intimidaron.

Los actos fueron los siguientes: agreción verbal, retección contra su voluntad y la obligaron a eliminar un material periodístico durante una entrevista que realizaba en la residencia de la dirigente política en el barrio San Diego.

Por su parte la Flip le solicitó a la Fiscalía General de la Nación que investigue para sancionar penalmente a todos los responsables.

La petición que hizo Petro a la Comisión de Ética de su colectividad, atendió la petición de la Flip y da cumplimiento a:

“El pacto firmado el pasado 3 de mayo de 2019 por la Libertad de Prensa convocado por el Proyecto Antonio Nariño, en el cual el movimiento político ‘Colombia Humana’ se comprometió a ‘promover (…), especialmente en nuestros candidatos y militancia, el respeto por el trabajo de los periodistas y medios de información, así como la importancia de garantizar la libertad de expresión, la libertad de prensa y el derecho a la información sobre asuntos de interés público para el fortalecimiento de nuestra democracia”.

Respuestas de Adelina Covo

En algún momento suspendí la entrevista, porque me hizo una pregunta tendenciosa” -Covo de Guerrero al diario El Universal. El encuentro “terminó con ciertas discrepancias alrededor de algunos temas que en principio se habían acordado abordar”.

Adelina Covo desmiente las acusaciones de la estudiante al decir que la tuvo retenida y la obligó a borrar información, según la candidata, todo se trata de un complot por las encuestas, pues su partido se encuentra en una votación favorable y aceptable con la ciudadanía.