El proyecto OlasPaz es una iniciativa de la Fundación Amigos del Mar. Surge en medio de la pandemia como un negocio social sostenible que busca solventar las problemáticas de la Zona Insular de Cartagena, Bolívar; a través del deporte, la educación y el cuidado del medioambiente (principalmente desde el reciclaje).

Además, este proyecto trabaja desde los Objetivos de Desarrollo Sostenible, tales como:

  1. Fin de la pobreza (ODS 1).
  2. Educación de calidad (ODS 4).
  3. Trabajo decente y crecimiento económico (ODS 8).
  4. Ciudades y comunidades sostenibles (ODS 11).
  5. Acción por el clima (ODS 13).
  6. Vida submarina (ODS 14).
  7. Paz, justicia e instituciones sólidas (ODS 16).

Economía circular en OlasPaz

De esta manera, la fundación busca, a través de OlasPaz, una alternativa que impulse la economía de la comunidad. Principalmente apoyando a los niños, niñas y adolescentes a reintegrarse a la escuela, en comunidades donde normalmente los menores de edad trabajan. A ellos se les incentiva mediante los deportes náuticos, que por instinto practican al vivir a la orilla del mar. Así mismo, el medioambiente se ve beneficiado, pues es una forma de agradecer que es su principal entorno de recreación, donde habitan seres vivos y al ser un ecosistema que está amenazado por la contaminación.

Cuando los jóvenes van a la escuela, la organización se encarga de proveer las herramientas necesarias para facilitar el acceso a una educación inclusiva y de calidad. De esta manera, se establece un acuerdo con los padres, en el que ellos trabajan hasta que sus hijos finalizan el bachillerato, esto como meta principal. Por otro lado, lo ideal es que estos niños, niñas y jóvenes puedan acceder a una educación superior en la que puedan convertirse en técnicos, tecnólogos o profesionales y que en caso contrario, se puedan emplear dentro del proyecto, convertirlos en deportistas de alto rendimiento o mostrarles las distintas posibilidades académicas o laborales a las que pueden aspirar.

Imagen: Amigos del Mar

Imagen: Amigos del Mar

Deporte y medioambiente

La Zona Insular de Cartagena está llena de plástico. La participación de las entidades gubernamentales es precaria y también se refleja en el sistema de salud, saneamiento ambiental y gestión de residuos. Es solo hasta hace poco que una empresa de aseo recibe los desechos de estas comunidades, pero antes de eso estaban acostumbrados a convivir con la basura.

El proyecto OlasPaz busca dar una respuesta a esta problemática, creando quillas de surf con plástico reciclado recolectado de las jornadas de limpieza de playas y mares. También son los jóvenes quienes ‘pagan’ en el Banco de Plástico sus clases de surf con tapas de polipropileno, de esta manera se les enseña que todos los residuos sólidos tienen un valor (siempre que estén separados en la fuente) y así se obtiene la materia prima de los productos de este negocio social.

Amigos del Mar afirma ser creyente de que con los deportes se logra traer paz a comunidades vulnerables. Por esa razón la creación de las quillas de surf es su principal producto; un accesorio que no es asequible para ellos y que se puede obtener con residuos que anteriormente eran basura.

Banco de plástico 

Como se trabaja principalmente con menores de edad, se busca dar a cambio un ‘objeto’ que sea de su necesidad y no dinero. Con el Banco de Plástico del proyecto OlasPaz se hace oficialmente el intercambio de tapas por quillas de surf, agua potable (recurso más preciado en las islas), internet y alimentos; en este trueque también se benefician los familiares y adultos de la comunidad.

Imagen: Amigos del Mar

Imagen: Amigos del Mar

OlasPaz en números

  • Por cada 1,026 tapas plásticas se crean 57 quillas de surf (producción mensual).
  • Actualmente se emplean a 2 personas de la comunidad.
  • Con el Banco de Plástico se benefician a más de 30 familias y alrededor de 100 niños y niñas de la comunidad.
  • Se ha lanzado al mercado el triopack de quillas y se ha vendido a escuelas clubs y a la Federación Colombiana de Surf.
  • La Fundación Amigos del Mar ha educado ambientalmente, en 11 años, a más de 15.000 personas; entre empresas, voluntarios nacionales, extranjeros y nativos de distintas comunidades.
  • Se ha logrado recolectar 73 toneladas de residuos, en su mayoría aprovechables.

Con este proyecto, Amigos del Mar busca dar acceso en sus programas al 100% de los jóvenes de la Zona Insular y así seguir apostando al desarrollo económico, social, educativo, ambiental y deportivo. Estos tres últimos, como pilares del camino correcto para construir una paz estable, duradera y sostenible en las comunidades.