Andrés Manuel López Obrador es el nuevo presidente de México, el político de 64 años, de la coalición Juntos Haremos Historia, obtuvo un margen del 53% de los votos, según la autoridad electoral.

Siendo esta su tercera vez como candidato presidencial, derrotó a los partidos tradicionales que llevaban décadas en el poder, después de haber perdido en las elecciones de 2006 y 2012.

Considerado uno de los mejores alcaldes de la Ciudad de México, dice que “La tercera es la vencida”, a través de sus declaraciones dijo que trabajará para acabar con la corrupción y el neoliberalismo que acarrea al país mexicano, pero también dijo que no aspira instalar una dictadura “abierta o encubierta” y que su pensamiento se sintetiza en una frase: “Por el bien de todos, primero los pobres”.

Proyecciones

Lopéz reafirmó que su prioridad será la lucha contra la corrupción, el narcotráfico y el proyecto neoliberal que ha sido muy dañino para el país.

“Voy a gobernar con rectitud y justicia. No les fallaré. No voy a decepcionar al pueblo. Confieso que tengo una ambición legítima: quiero pasar a la historia como un buen presidente de México”, manifestó.

Busca reducir las desigualdades y evita pronunciarse en temas que entrarían en una agenda tradicional de izquierda, como el aborto y los matrimonios homosexuales. También trabajará por el mercado interno, fijar precios de garantía para el campo y revisar la apertura del sector del petróleo al capital privado.

Sobre él

López Obrador, más conocido como AMLO, estudió ciencias políticas y administración pública, lideró varios movimientos de protesta desde sus tiempos en el Partido Revolucionario Institucional (PRI), que gobernó de 1929 a 2000 y al que renunció al final de los años 80.

Como Jefe de Gobierno del Distrito Federal sus niveles de aprobación son los más altos registrados en dicha entidad, alcanzando evaluaciones anuales de desempeño por encima del 85% de aprobación de los ciudadanos.