Por Mónica Vélez Bustamante

No podía pasar estos días sin escribir algunas líneas claras y precisas sobre un caso concreto, y es la danza de la corrupción que se venía viviendo en el Sistema Integrado de Transporte Masivo TRANSCARIBE, donde su exgerente Humberto Ripoll cada día se inventaba autónomamente y sin consultar a la junta, nuevas licitaciones, nuevos contratos, solo para favorecer a unos como su padrino político “El Pecoso García”, y enriqueciese él.

Y no es nada personal, solo que en forma permanente nos llegan datos e informaciones de las “perrerías de Ripoll” quien como dios absoluto hace lo que le da la gana al interior de la entidad, y cuando necesita más dinero para dilapidarlo, entonces acude al Concejo para que le aprueben nuevas partidas, créditos y contracreditos.

Para la muestra como dice el dicho un botón: RESOLUCION No 151 del 30 de octubre de 2019 Por medio de la cual se adjudica el proceso CONCURSO DE MERITOS No.

TC-CPN-001 de 2019, cuyo objeto es “SELECCIONAR LA PROPUESTA MÁS FAVORABLE PARA LA ADJUDICACIÓN DE UN CONTRATO DE CONSULTORIA PARA LLEVAR A CABO LA ACTUALIZACIÓN DEL MODELO DE TRANSPORTE PÚBLICO Y DEL DISEÑO OPERACIONAL DEL SISTEMA INTEGRADO DE TRANSPORTE MASIVO DE LA CIUDAD DE CARTAGENA, SITM TRANSCARIBE”.

Fíjense ustedes amigos lectores y seguidores de mis columnas por este portal WEB de noticias, que objeto contractual tan amplio, vago y adecuado para inventar cualquier tipo de cosas; por un valor superior a 1,900 millones de pesos, que clase de consultoría es esa que hoy Humberto Ripoll se inventa.

Y la parte resolutiva, es como para caerse hacia atrás, ya que de una manera escueta se decide así: ARTICULO PRIMERO: ADJUDICAR el CONTRATO correspondiente al proceso TC-CPN-001-2019 cuyo objeto es “SELECCIONAR LA PROPUESTA MÁS FAVORABLE PARA LA ADJUDICACIÓN DE UN CONTRATO DE CONSULTORIA PARA LLEVAR A CABO LA ACTUALIZACIÓN DEL MODELO DE TRANSPORTE PÚBLICO Y DEL DISEÑO OPERACIONAL DEL SISTEMA INTEGRADO DE TRANSPORTE MASIVO DE LA CIUDAD DE CARTAGENA, SITM TRANSCARIBE”, al CONSORCIO TRANSCARIBE 2019, integrado por DESARROLLO TECNOLOGÍA Y PLANEACIÓN SUCURSAL COLOMBIA, MOBILE CONSULTORIA EN MOVILIDAD S.A.S., e IVARSSON Y ASOCIADOS LTDA, por la suma de $1’946,340,200,00.

ARTÍCULO SEGUNDO: Contra la presente resolución no procede recurso alguno, y la misma queda notificada en estrados.

ARTICULO TERCERO: La presente resolución rige a partir de la fecha de su expedición.

Dado en Cartagena de Indias
a los TREINTA (30) días del mes de OCTUBRE de 2019.

En estos casos, del entonces gerente de Transcaribe, se presumía que debía guardar absoluta transparencia y cuidarse mucho de sus actuaciones dentro y fuera de la entidad, sin embargo causa suspicacia que el día 17 de diciembre pasado año, aprovechando el cambio de gobierno y que la ciudad estaba un tanto acéfala, cuando todos pensaban en las fiestas de navidad y fin de año con la llegada del Tractor Dau siendo las 8:30 de la noche al apartamento 704 del edificio BEACH CLUB ubicado en el barrio Militar de Crespo, y que figura a nombre de la señora Diana Alvis esposa de Humberto Ripoll llegaran a visitar los señores José Julián Vásquez , quien no necesita más presentaciones y el contratista Antonio Díaz, dueño de la mayoría de los contratos de obras en la ciudad, los mismos patrocinadores de William García en su campaña y quienes venían mal ejecutando  todas las obras de callecitas para Transcaribe; de que hablaron, nadie sabe, pero es preocupante ese tipo de reuniones casi que a escondidas; para hacer la novena navideña en ese momento no era.

Esa vez le dijimos al alcalde: Ojo Alcalde Dau, aquí tiene un peludo chicharrón, desbaratar el nido de corrupción que existe al interior de Transcaribe.

Con tantos líos, y en medio de la pandemia, defendiéndose y acusando, nueva meses después por fin el Alcalde William Dau, pasó por la guillotina a Ripoll, y como en la Odisea cortada la cabeza de Medusa, el pequeño monstruo se fue a lo profundo del infierno, con la esperanza que no resurja de las cenizas con el Ave Fénix.