Locales y visitantes se dieron cita el pasado viernes 28 de septiembre, en la plaza de la Aduana; para celebrar el lanzamiento oficial de las Fiestas de la Independencia de Cartagena de Indias 2018.

Bajo el lema “Resuena Cartagena” se acreditaron los lanceros de este año: Norella Prada y Dixon Pérez, los nuevos representantes de estas festividades. Dando inicio a lo que serían las fiestas de independencia en la ciudad, los cartageneros, bolivarenses y turistas disfrutaron de una puesta en escena de música, danzas y entre otras muestras folclóricas y culturales de Cartagena y la región.

El alcalde de Cartagena, Pedrito Pereira, junto con el director del IPCC, Iván Sanes, impusieron la banda a las 35 candidatas al Reinado de la Independencia, respaldando a estas hermosas mujeres como las representantes de cada uno de sus barrios y corregimientos.

Fotos tomadas de Más FM

EL espectáculo musical estuvo a cargo de la agrupación “Sabrosura”, que interpretó temas del Joe Arroyo; Charles King, Louis Tower, Mayte Montero y los Soneros de Gamero, agrupación Bolivarense que aportó la imprescindible cuota de música novembrina, entre otros.

Jose Alberto “El Canario”, fue el artista de talla internacional encargado de hacer bailar a todos los asistentes al ritmo de la salsa, canciones como ‘Señora’, ‘A donde vayas’, ‘Debo confesar’, ‘El molde’,  ‘Luna de miel’ y ‘El temor me hizo perderte’.

El cierre de este evento estuvo lleno de Champeta a cargo de Koffe el Cafetero, los cartageneros corearon y disfrutaron canciones como ‘el chicle’, ‘el tambor’, ‘me voy’, y el ‘payaso’.

Y como la criticas no se hacen esperar, muchos mostraron su inconformidad al comentar la situación que se ha venido presentando desde hace unos años en este evento, el cual tiene que ver con la presencia en la zona de prensa a personas que no se encuentran acreditadas, es por esta razón que se pide más organización por parte del IPCC.

Lo otro es la poca visibilizarían y protagonismo que se les dio a las reinas en esta versión del evento, donde no se les dio un mejor lugar, siendo ubicadas en la zona de presa y quienes se perdían entre la multitud. Por lo cual muchos asistentes afirmaron que ‘no se sentían y mucho menos se veían’.