La Organización Mundial de la Salud (OMS) en reuniones este viernes, analizó el impacto de la nueva variante detectada en Sudáfrica. La cepa fue denominada como ‘Omicron’ y a su vez fue designada como “variante de preocupación”, la razón es por ser posiblemente más contagiosa.

La entidad señaló que la variante hasta ahora conocida como B.1.1.529 tiene el potencial de expandirse por el mundo y parece ser más contagiosa que las anteriores.

Asimismo, explicó que la evidencia disponible hasta la fecha indica que Omicron podría tener un mayor potencia recontagiante.

«Esta variante tiene numerosas mutaciones, algunas de las cuales son de preocupación”, agregó la OMS en un comunicado, donde reconoce que se está expandiendo rápidamente por distintas regiones de Sudáfrica.

Hasta el momento no se conoce si la variante es más o menos resistente a las vacunas anticovid, sin embargo, señalaron que los test de diagnóstico PCR de la enfermedad parecen seguir valiendo para detectarla.