Por medio de un informe especial el medio W Radio, reveló información de presuntos negocios que estarían extrayendo el tesoro ambiental y cultural de Islas del Rosario.

El ‘zar del contrabando’, sería uno de los arrendatarios que se beneficiaron al recibir “a dedo” dos de dichos contratos, en la isla que está a la venta y el beneficioso alquiler de casas privadas en dónde una noche cuesta tres veces más que el valor de los arriendos mensuales.

La W expuso por medio de recopilación de datos, nombres de los beneficiarios de la Agencia Nacional de Tierras, que obtuvieron el predio sin cumplir con los requerimientos ambientales, ni la consulta previa de las comunidades como lo establecieron la Corte Constitucional y Consejo de Estado.

La información obtenida fue solicitada por medio de un derecho de petición, debido a que el contenido de los contratos no es público.

 

Alain Suaza, el Zar del Contrabando utilizaba además de la Isla Majayura, la Isla Totumo de 8 mil metros cuadrados y pagaba 1.700.000 mensualmente.

Leonor Serrano de Camargo, ex gobernadora de Cundinamarca Estero del Canapote, de 1.700 metros cuadrados. Canon 1.700.000

• José Vicente Mogollón – Ex ministro y empresario cartagenero. Fue Ministro de Medio Ambiente de Ernesto Samper – Isla Punta Brava, valor: 1.200.000.

• Karen Hinds de Santodomingo, viuda de Luís Felipe Santodomingo, sobrino del magnate, Julio Mario Santodomingo. Isla Cocosolo, valor: 4.235.000.

• Augusto Eduardo Robayo Ferro, Propietario de Kokorico, Isla la Perra de 2.700 metros cuadrados, valor: 2.250 mil pesos.

• Alfredo Villaveces Pabón, empresario de entretenimiento, El Paraiso, una hectárea valor $1.579.000.

• Inversiones Douer Mishaan S.en C. – Empresa de la familia de Pepe Douer, dueño de empresas textiles como Manufacturas Elliot (Pat Primo y Seven Seven) – Isla Capriccio – 5.500 metros cuadrados, canon: 1500.000.

Andrés Jorge Lisocki Fryde, empresario Representante Legal de Inversiones Piamonte, inmobiliaria de Cali. El empresario aparece en la lista de donantes de la Campaña Santos Presidente, Isla Fiesta, canon: 220 mil pesos.

• Berta Fajardo de Urrea, Relacionista Pública de la Fundación Santa Fe de Bogotá. Ex Directora del Jardín Botánico – Isla María Galante, una hectárea. Valor: 594.000.

• Zurek Lequerica e Hijos LTDA – Es una empresa familiar de Enrique Zurek. Los Zurek son dueños de Industrial, una de las empresas industrailes más grandes de Cartagena, dedicada a la producción de neveras y congeladores. Enrique Zurek fue concejal, viceministro de Desarrollo, gerente de las empresas municipales de Cartagena y directivo de la Licorera y la Electrificadora de Bolívar, además de alcalde de Cartagena. – Isla Punta de Las Mantas – Contrato 019-15.4.700 metros cuadrados, canon: $840.000.

• Amaury Covo -Vicepresidente de Operaciones Norte y Latinoamérica Grupo Ajover-Darnel – Isla Risa – Contrato 034-15, 2 mil metros cuadrados, $2.400.000.

George Zaher Jaar, Gerente de Unibol, empresa barranquillera de productos de papel y de cartòn. – Isla Poligamia – Contrato 020-15. 5.300 metros cuadrados

• Inversiones Inalbos S en C – Es una sociedad de Enrique Alvarado Baños y Magdalena Boshell Samper (pintora, conocida como Tutúa Boshell). Alvarado y su hijo Camilo son representantes legales y accionistas de la constructora Milenium Plaza, de Bogotá, que entre otras obras hizo Alamos Diverplaza. – Isla Única – Contrato 009-16.

A demás de la información de contratos y montos, La W conoció por testimonio de los mismos habitantes de las islas, que se encuentra a la venta la Isla Samoa.

Lo que causa más polémica debido a que se trata de baldíos reservados de la Nación Islas del Rosario y que se esté comercializando entre privados una casa de playa. La W pudo determinar que la Isla Samoa se encuentra arrendada por la Agencia Nacional de Tierras por un canon de 2 millones de pesos, pero su arrendatario la vende en alrededor 6.000 millones de pesos. La persona que se beneficiaría de esta millonaria venta sería Mayron Adalberto Vergel.

Así mismo, la entrega de estos contratos de arriendo, con cánones irrisorios, La W comprobó que varias de estás casas están siendo subarrendadas.

Los arriendos se están presentando sabiendo de la prohibición expresa en los contratos y que, aunque aparecen publicados en las plataformas como Airbnb, la Agencia Nacional de Tierras no ha realizado el debido seguimiento.

De acuerdo a expertos constitucionalistas sobre el tema, celebrar contratos por parte de la Agencia Nacional de Tierras de arrendamiento “a dedo”, sin solicitar previamente las determinantes ambientales a las autoridades competentes y otorgar permisos para construir o hacer adecuaciones en los predios sin exigir la autorización pertinente vulnera y afecta los derechos ambientales y los ecosistemas presentes de las islas de todos los colombianos.

 

Fuente: El Avispero Cartagena y La W Radio