El ministro de Exteriores español, Josep Borrell Fontelles, habla en una conferencia en Nueva Deli, el 9 de enero de 2019

España exige a las autoridades venezolanas “la inmediata puesta en libertad” de los tres periodistas de la agencia española EFE detenidos en las últimas horas. Estos se suman a las cifras de reporteros arrestados en días recientes frente a las protestas en Venezuela.

Los detenidos son el español Gonzalo Domínguez Loeda (izquierda), la periodista colombiana Maurén Barriga Vargas y el fotógrafo también colombiano Leonardo Muñoz desaparecido desde la mañana de este miércoles en Caracas, y, de igual manera el conductor Venezolano José salas.

Los tres periodistas de la EFE forman parte del equipo que viajó desde Bogotá para cubrir la crisis de Venezuela.

A pesar que aceptaron su entrada frente a los controles de seguridad para ingresar al país bolivariano, su ejercicio periodístico les fue impedido y por ende detenidos.

De esta manera, el Gobierno español rechaza este jueves ‘enérgicamente’ la detención de los periodistas y el Consejo de Redacción de la agencia Efe expresa su inconformidad ante los hechos “La libertad de información es un derecho fundamental, tal y como defiende la Organización de las Naciones Unidas, y el ejercicio del libre periodismo es indispensable e irrenunciable para el sostenimiento y el desarrollo de la democracia”, afirma su comunicado.

Según la versión de periodistas de la EFE en Caracas, miembros del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) se presentaron anoche en las oficinas de la agencia donde arrestaron al español Domínguez Loeda y a la colombiana Barriga Vargas. Además, dijeron que Muñoz había sido detenido por la Dirección de Contrainteligencia Militar (DGCIM).

Los agentes de la Sebin ordenaron a Domínguez y a Barriga que los acompañaran al hotel donde se alojan en la capital venezolana para, según dijeron, recoger sus pertenencias, y se los llevaron detenidos para interrogarles.

De igual manera, esta mañana, cuando el fotógrafo Muñoz se dirigía a cubrir las manifestaciones contra el régimen de Nicolás Maduro en el barrio de Petare, se perdió contacto con él y con el conductor que lo acompañaba, José Salas, de nacionalidad venezolana.

Colombia se manifiesta

El Gobierno Colombiano también expresa su inconformismo frente a la situación en Venezuela con los periodistas de la EFE. Por esta razón, exigió este miércoles la «liberación inmediata» de la periodista colombiana Barriga Vargas y Leonardo Muñoz, a quien hasta hace poco se daba como desaparecido.

Cuando viajaron a Caracas los tres periodistas de EFE llevaron un billete de avión para regresar a Bogotá el próximo 7 de febrero.

Por su parte las autoridades venezolanas, desde el régimen de Nicolás maduro, manifiestan que las detenciones se producen debido a la presencia de periodistas no acreditados. Sin embargo, la agencia asegura que los miembros de la EFE se acreditaron en su llegada al país.