Delincuentes asaltaron la Catedral Primada de Bogotá para robarse diferentes objetos de valor, entre ellos una copa de oro y plata con incrustaciones de diamantes y esmeraldas.

Según la Policía Metropolitana de Bogotá, no se hallaron cerraduras forzadas, por lo que los delincuentes no ingresaron a la instalaciones de forma violenta ni forzada.

«El hurto fue de una copa por ‘factor oportunidad’, la persona aprovechó el momento ya que la vio mal ubicada y se llevó este elemento», indicó el teniente coronel Ricardo Villamil, oficial de inspección de la Mebog.

Aunque se desconoce cuáles fueron los otros objetos robados, por ahora se estima que sólo la copa tendría un valor superior a los 8 millones de pesos colombianos.

La Policía informó que se están investigando los hechos para identificar a los responsables del hurto.

El cáliz de oro

Las autoridades relataron que al llegar a la Catedral el sacristán «manifiesta que en un mueble de madera reposa una copa sagrada de oro con incrustaciones de piedras preciosas, la cual el día de hoy al momento de verificar dicho mueble, no se encontraba, desconociendo su paradero».

El sacristán se percató de la ausencia de la copa recién este lunes 5 de septiembre en la noche, sin embargo, las autoridades no se sabe con exactitud cuándo fue hurtada ya que el cáliz no se usa desde junio de este año.