Debido al incumplimiento del fallo judicial en el que se le ordenó al exsecretario General de la Alcaldía de Cartagena, Carlos Joaquín Coronado Yancés (2013 – 2015), suministrar agua potable a la población del corregimiento Santa Cruz del Islote, la Procuraduría General de la Nación sancionó al exfuncionario con una suspensión de ocho meses.

Bajo una declaración en desacato, la Procuraduría Provincial de Cartagena, en fallo de primera instancia, estableció que el exfuncionario no atendió la orden del tribunal Contencioso de Cundinamarca de enviar semanalmente el líquido en lanchas o botes para el abastecimiento de la isla.

El órgano de control determinó que durante el periodo comprendido entre noviembre de 2013 y diciembre de 2015, en cuál Coronado Yancés estaba en el cargo, la población solo fue abastecida durante una semana en 2014 y tres semanas en 2015, mientras que en noviembre y diciembre de 2013 no recibieron el servicio.

Debido a los hechos, el Ministerio Público señaló que el investigado vulneró los principios de economía y eficacia, y calificó su conducta como una falta grave cometida a título de culpa grave.

Teniendo en cuenta que Coronado Yancés ya no es servidor público, la sanción se convertirá en salarios de acuerdo con el monto de lo devengado al momento de la comisión de la falta.

Yancés podrá apelar el fallo si así lo desea.