La controversia sobre quien es el señor y dueño de los restos del Galeón encontrado en Cartagena en el año 2015 esta lejos de ser superada. En las ultimas horas Juan Manuel Santos y Mariano Rajoy se reunieron, pero según informo el diario Español ABC, el  Galeón no estuvo en la agenda puesto que el presidente español evito temas bilaterales en un encuentro calificado de haber sido cortesía y despedida.

Aun así, ambas naciones han fijado su posición al respecto, e incluso se han mandado recaditos. Por un lado  los españoles sostienen que el San José, hundido en 1708 en una batalla con buques ingleses, es un “barco de Estado”, en el que además de cantidad de objetos valiosos, millones de monedas, lingotes de oro y plata y posiblemente toneladas de joyas y piedras preciosas, puede haber los cadáveres de cientos de soldados españoles, por lo que la nave tendría “inmunidad soberana”.

Al respecto, el ministro español de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez ha manifestado  que el interés de su país es que “las buenas relaciones se trasladasen a esta cuestión” y le ha pedido a Colombia “tomar nota” de casos similares de colaboración entre el España y México.

Por el lado de Colombia, si bien ya es de publico conocimiento que el Consejo de Estado ha dicho que el Galeón es patrimonio publico de la nación. El domingo pasado Juan Manuel Santos reafirmo la propiedad del Galeón cuando dijo esperar de España su colaboración “para rescatar este patrimonio que es de Colombia pero también de la humanidad”.

Aun así España no da su brazo a torcer y mas allá de toda diplomacia sostiene su  posición oficial en una Convención sobre el Patrimonio Subacuático  de la Unesco, que dice que no es ético comerciar con los tesoros hallados en el barco.

Mientras que en Colombia existe la sospecha de que son las autoridades españolas quienes quieren lucrarse, queda claro que cruzarse de brazos no esta entre las primeras opciones de España.