Elon Musk suspendió temporalmente la operación de compra de Twitter hasta que obtener más información sobre la cantidad de cuentas falsas y de spam en la plataforma.

El dueño de Tesla afirmó que está esperando detalles que respalden el cálculo que presentó la compañía de que este tipo de cuentas sólo representaban menos del 5% de los usuarios de la plataforma.

Durante las negociaciones, Musk dejó en claro que una de sus prioridades era eliminar el spam y las cuentas falsas de Twitter.

A raíz de esta decisión, las acciones de Twitter se desplomaron durante las operaciones previas al mercados este viernes en la mañana.