El Presidente de Colombia, Iván Duque, se sinceró respecto su opinión a la reunión entre el presidente electo, Gustavo Petro, y Álvaro Uribe.

En entrevista con SEMANA, el mandatario manifestó que ve el encuentro con buenos ojos. «Me parece sano el hecho de que se abra un espacio de conversación», dijo.

«En democracia no podemos llamarnos enemigos. Tenemos disensos, diferencias, podemos ser contradictores, opositores si se quiere, pero no enemigos», complementó en su conversación.

También habló sobre la oposición que tuvo que enfrentar durante su gobierno, después de ganar las elecciones en Segunda Vuelta contra Petro:

«Creo que esta es una oportunidad para demostrar que en democracia no se paga con la misma moneda. Que en democracia, se pueden mantener las diferencias, y que las diferencias, mientras sean sanas y republicanas, son positivas», expresó al respecto.

Sobre Venezuela

El presidente Duque manifestó su opinión sobre los acercamientos entre el presidente electo y Nicolás Maduro.

«Entiendo la preocupación que existe cuando se habla de un acercamiento, es para que mejoren las relaciones comerciales, económicas, etcétera», expresó.

«Me parece también que, si va a haber acercamientos, también tienen que exigirle a él que pare el enclave narcotraficante que está detonando el aumento de los cultivos ilícitos en la frontera, específicamente en el Catatumbo», continuó diciendo.

El mandatario dejó en claro que no reconoce a Nicolás Maduro como presidente legítimo de Venezuela y, por tal razón, no podría asistir a la posesión de Gustavo Petro.

«Mientras yo sea el presidente de la república, Nicolás Maduro no entrará a territorio colombiano. Si el próximo presidente lo quiere tener aquí en Colombia, lo podrá hacer una vez haya jurado como presidente», concluyó.