De acuerdo a la Asociación Colombiana de Bancos de Sangre y Medicina Transfusional ACOBASMET, en 2019 los 83 bancos de sangre de Colombia, distribuidos en 23 departamentos, recibieron 1.051.510 donantes potenciales, lo que representó un incremento del 3,2% respecto a 2018. De estos, se obtuvieron componentes sanguíneos en 896.900 donantes voluntarios aptos o aceptados.

De cada 470 ml de sangre que da un donante (menos del 10% del total de sangre que circula en el cuerpo) beneficia a un promedio de 1 a 3 personas.

El Doctor José Arnulfo Pérez, presidente de ACOBASMET, asegura “la donación de sangre se ha fortalecido a través de los años, en especial la Hemovigilancia liderada por la Coordinación de la Red de Bancos de Sangre y Servicios transfusionales del Instituto Nacional de Salud, logrando que Colombia sea un referente en América Latina en cuanto a seguridad y vigilancia de los eventos transfusionales, tanto para el donante como para el receptor en este caso los pacientes”.

“Nuestro país cuenta con un sistema de sangre estable, pero no debemos bajar la guardia. Tenemos un riesgo latente de desabastecimiento, más ahora en esta nueva realidad, en donde se empiezan a normalizar todas las actividades económicas en Colombia, lo que reflejó una disminución de hasta del 50% en algunos departamentos entre marzo y julio 2020”. Apunto el Dr. Pérez

“Sin embargo, con la nueva normalidad se ha aumentado su uso debido a las cirugías programadas, los procesos terapéuticos para enfermedades oncológicas, así como la accidentalidad o un evento catastrófico que son factores que necesitan sangre de forma constante”. Concluyo el presidente de Acobasmet.

A esto se suma, que la sangre tiene un tiempo límite de uso. Para el caso de los componentes plaquetarios su uso está aprobado hasta 5 días y los glóbulos rojos hasta 45 días. Por consiguiente, este es un elemento muy importante a tener cuenta para continuar donando sangre.

Bogotá es la principal ciudad de donación de sangre con un porcentaje de captación hasta del 30% del país en sus 16 bancos, sigue Antioquia, Santander y luego Valle del Cauca.

Para fortalecer las competencias de captación y abastecimiento de sangre y teniendo en cuenta el cambio de paradigmas en nuestro país y en Latinoamérica, ACOBASMET realiza por primera vez en forma virtual, el 11º Congreso Colombiano y 18º Congreso Iberoamericano de Bancos de sangre y Medicina transfusional del 9 al 11 de octubre del 2020, que contará con la presencia de más de 1000 profesionales de la salud, de la medicina transfusional y personas relacionadas con la sangre y sus componentes.

Este evento académico se viene realizando de forma interrumpida desde hace 22 años, los cuales los últimos 4 eventos científicos han sido de forma presencial con participación de múltiples áreas geográficas de forma descentralizada en ciudades importantes como Barranquilla, Medellín, Santa Martha y Cali. Por medio de esta descentralización buscamos ligar experiencias de vida para difundir las mejores prácticas transfusionales implementadas en las diferentes IPS colombianas.

Este primer encuentro virtual, contará con 96 conferencias y más de 50 conferencistas nacionales e internacionales de 10 países, buscará abrir un escenario de capacitación y actualización sobre diferentes temas relacionados con los bancos de sangre y la práctica de la medicina transfusional. Además, está dirigido no solo a los profesionales de la salud, sino también a todos los funcionarios que trabajan en otras áreas como la promoción a la donación de sangre.

A propósito de la realización del Congreso, ACOBASMET hizo unas recomendaciones, las cuales incluyen consejos para el momento de donar sangre.

¿Se puede donar sangre en tiempos de pandemia?

Sí se puede donar sangre. Ha cambiado el proceso debido a la situación de la pandemia y se ha visto una disminución del 50%, pues antes los donadores se buscaban en empresas, universidades o el espacio público. Hoy la promoción de donación voluntaria de sangre se ha reinventado, ha cambiado paradigmas y ha empleado herramientas digitales cuyo uso se ha difundido con la Revolución 4.0. Por consiguiente, se están utilizando otras estrategias como la convocación telefónica de donantes, correos electrónicos y otras como las redes sociales, que se han convertido en un aliado estratégico. Asimismo, se envían comunicaciones continuas a las bases de datos de los donadores habituales de sangre.

Para evitar aglomeraciones y garantizar el distanciamiento social, se están haciendo citas previas y agendamientos para máximo 5 personas en lapsos hasta de una hora. Si una persona dona por primera vez, puede comunicarse con el banco de sangre más cercano o de su preferencia y allí agenda su cita, previo a la aclaración de interrogantes para su posterior coordinación.

 ¿Durante la pandemia es seguro donar?

Es totalmente seguro. Los bancos de sangre han fortalecido sus protocolos de seguridad para velar por la seguridad de los donantes y de los pacientes. Los funcionarios del banco de sangre cuentan con una completa dotación de elementos de protección personal (EPP) tales como mascara facial plástica, monogafas protectoras, tapabocas desechables, batas desechables, y ocasionalmente se ofrecen polainas desechables, además de productos de desinfección que evitan la contaminación de superficies.

¿Qué deben tener en cuenta hoy los donantes?  

Es importante que los donantes también tengan los elementos para su protección como mascarilla y lavarse las manos, además del distanciamiento social. No puede donar si presenta síntomas como fiebre o problemas respiratorios. Debe esperar un lapso de 14 días para donar sangre.

¿Quiénes pueden donar sangre?

Todas las personas sanas entre 18 a 65 años con un estilo de vida saludable, alimentación balanceada, pueden donar sangre. Se busca que la donación de sangre sea una experiencia satisfactoria por eso es importante tener tiempo para hacerlo, pues la donación es un proceso de 20 a 40 minutos, de los cuales la mayor parte es para la recuperación del cuerpo y del sistema cardiovascular. Hay algunos factores que se deben tener en cuenta para la donación de sangre:

  • El proceso de donación es voluntario y altruista para dar parte de mi cuerpo a otra persona que lo requiere. En el futuro podría ser beneficiario de un componente sanguíneo para recuperar mi estado de salud.
  • Si tienes enfermedades crónicas controladas como hipotiroidismo, hipertensión o diabetes no requirentes de insulina, pueden donar siempre y cuando estén controladas estos factores de riesgo
  • Personas con vida sexual responsable así como parejas estables mayor de 6 meses.
  • Pueden donar mujeres con el periodo de menstruación, siempre y cuando no presenten en el momento síntomas como dolor pélvico o decaimiento.
  • Mujeres que están lactando, después de un año de tener el bebé y este reciba alimentación complementaria, es decir medicamente tenga ablactación (alimentación complementaria).

Hay algunas situaciones, en los cuales hay mayor rigurosidad en el proceso para garantizar la seguridad de los pacientes:

  • Las personas que se hacen tatuajes pueden preferiblemente donar después de un año.
  • Personas que lleguen de zonas consideradas de alto riesgo de enfermedades causadas por mosquitos pueden tener periodos de diferimiento como barrera de seguridad para garantizar que el receptor no se expondrá a estos agentes infecciosos transmitidos por vectores. En lugares con circulación de malaria, puede donar después de 3 meses de haber llegado de ese sitio: para el dengue, Zika o Chikunguña, los períodos pueden oscilar entre 14 a 28 días, dependiendo del municipio o región de procedencia.

¿Quiénes no pueden donar sangre?

Las personas que no pueden donar sangre son aquellas que tengan diagnóstico médico de enfermedades infecciosas o tropicales como el VIH, Hepatitis B o C, Leishmaniosis, Enfermedad de Chagas, entre otras. Asimismo, pacientes con enfermedades crónicas como Enfermedad Pulmonar Crónica Severa, Angina de Pecho, Enfermedad Coronaria o que tengan contacto con sustancias psicoactivas de uso intravenoso. También, aquellos individuos con una conducta sexual riesgosa.

¿Para qué sirve nuestra sangre?

De la sangre se usan 3 componentes para transfundir a los pacientes:

Los glóbulos rojos mantienen la oxigenación de los tejidos, siendo primordial para el funcionamiento del cuerpo:

  • Se transfunde para pacientes con problemas graves por pérdida de sangre.
  • Tratamientos para mantener la médula ósea. Grupo de pacientes hemato-oncológicos

Las plaquetas, hacen parte del proceso de la coagulación:

  • Dengue hemorrágico
  • Pacientes hematocológicos (por la afectación de la médula ósea debe mantener la producción para el funcionamiento del cuerpo) o por efectos de los tratamientos antineoplásicos.
  • Alteración de la función de las plaquetas por diferente causas médicas.

El plasma, se requiere para mantener las proteínas del proceso de coagulación, debido a pérdidas importantes de sangre.

El plasma convaleciente

Es una terapia que se ha empleado hace varias décadas como una alternativa frente a los agentes infecciosos. Para el caso puntual del COVID 19, existe un marco de investigación bioética encaminada a garantizar que las intervenciones que se hagan en personas sean seguras, por eso se requieren hacer estudios clínicos rigurosos para garantizar el beneficio de esta terapéutica. Esta orientación ha sido producto de experiencias previas coordinadas por la Organización Mundial de la Salud y en la Organización Panamericana de la Salud.

Para identificar de forma segura el uso de plasma convaleciente para COVID-19 se están ejecutando ensayos clínicos controlados, que para nuestro país lo está haciendo el Instituto Distrital de Ciencia, Biotecnología e Innovación en Salud (IDCBIS) junto con otras entidades. Esto permite hacer un uso riguroso en pacientes (receptores) cuyo beneficio es mayor que el riesgo, reflejándose en una respuesta terapéutica exitosa y realizar seguimiento a través de la Hemovigilancia de algunos eventos que se podrían presentar, permitiendo caracterizar el grupo de pacientes que se beneficie de esta terapia de forma segura.

De otro lado, el Dr. José Arnulfo Pérez presidente de la Junta de ACOSBAMET puntualiza que de esta manera, se vuelve en toda una experiencia exitosa de bienestar y satisfacción personal por salvar no solo 1 sino hasta 3 vidas. Todos trabajar para un solo objetivo: enamorar a los colombianos por la donación voluntaria y habitual de sangre, por lo menos dos veces al año.