Las industrias petroleras del país son una de las fuentes principales de la economía colombiana, sin embargo, estas mismas son la razón del incremento en la contaminación en territorios -como lo sucedido a mediados de febrero en Barrancabermeja- que no deberían estar contaminados  por causa del petróleo como lo son ríos, lagos o lagunas que con los años han sido los más afectados por el desbordamiento del petróleo.

A pesar de que ha llegado a proporcionar alrededor de 200 billones de pesos al estado Colombiano en la última década según informes de Ecopetrol, no se puede evidenciar alguna gran obra que beneficie al pueblo colombiano además del desarrollo de proyectos de pavimentación de algunas carreteras y las refinerías o centros de comercialización (puertos); los cuales también han sido foco de corrupción en la mayor parte de sus procesos.

Algo que ha marcado la historia y el nombre de la empresa colombiana de petróleo Ecopetrol ha sido los daños proporcionados al medio ambiente y en especial a los ríos Sogamoso y Magdalena y sin mencionar las consecuencias que estás traen para las comunidades étnicas del país.

Por el derrame de más de 24.000 barriles de petróleo, el afloramiento de lodo y agua a 220 metros del pozo Lizama 158 de Ecopetrol que se produjo el pasado mes de febrero en la quebrada La Lizama, caño muerto y el rio Sogamoso, tributario del Magdalena- el río más importante de Colombia- han provocado la muerte de animales marítimos, fauna, flora y la contaminación del agua de los ríos, lo más preciado para los habitantes de La Fortuna del municipio de Barrancabermeja.

Foto: Fundación de periodistas víctimas del conflicto armado en Colombia (FUNPERPAZ).

El Ministerio de Ambiente colombiano pidió el martes 27 de marzo a la Fiscalía General y al Ministerio Público que iniciaran una investigación con fines disciplinarios, así lo indicó el documento “Le solicito muy cordialmente que a través de la Procuradora delegada para el medio ambiente inicie los procesos disciplinarios tendientes a identificar a los responsables de esta tragedia ambiental que hoy afecta a muchas familias de pescadores y a la biodiversidad de la región”.

 

  • Las investigaciones están en proceso

El pozo de Lizama 158 no hacia parte del reporte de la Contraloría donde explicó cuáles eran el número de pozos abandonados cada año por Ecopetrol. Según el presidente de Ecopetrol, Felipe Bayrón en una entrevista concedida el 2 de abril a la emisora W Radio, Ecopetrol abandona entre 200 y 220 pozos todos los años, el pozo de Lizama158, estaba en término de si se reactivaba o no y durante ese proceso sucedió el derrame de petróleo.

Un equipo especializado, traído de Houston está determinando las causas del derrame de petróleo que ya va el un 40 por ciento del proceso.

Una comisión de la UIS que estuvieron en la zona, tuvo en cuenta la teoría de la presión ejercida por la hidroeléctrica del Sogamoso, sin embargo, se espera al informe técnico donde se espera saber con exactitud las causas del derrame.

 

  • ¿Quién responde?

Claudia Victoria González, directora de la ANLA (Autoridad Nacional de Licencias Ambientales) aseguró que se llevarán a cabo las sanciones necesarias contra Ecopetrol pues es esta quien aparentemente es responsable de este daño ambiental. Según el ANLA detalló en un comunicado, la decisión fue tomada por no haber activado un “plan de contingencia, ni ejecutado, ni controlado la emergencia a tiempo’’ pues sólo hasta el 13 de junio Ecopetrol activó un plan de contingencia por la posible rotura en la línea 10, probando una fuga de petróleo en el río Magdalena.

Del mismo modo, el presidente de Ecopetrol, Felipe Bayón se pronunció ante lo ocurrido en el río Sogamoso “nosotros (Ecopetrol) somos los más interesados en saber qué fue lo que pasó, pero para poder tener esa información en detalle necesitamos tener acceso al pozo y tomar los registros eléctricos. Esto nos permitirá tener una caracterización de la condición del pozo y con base en eso hacer las intervenciones para sellarlo definitivamente y realizar el respectivo abandono técnico”.

En cuanto a la fuga en el río Magdalena Ecopetrol cumplió con su plan de contingencia y aseguró que la mayor parte del crudo ha sido recogido, el 16 de junio se restableció el servició de agua en el corregimiento de Paturia. Hasta el momento la empresa no ha vuelto a dar ninguna declaración al respecto, pero se espera que este tipo de acontecimientos no se vuelva a repetir.

 

Por: Heidy Coavas